¿Terrorismo en medio de una paz eventual?

Totalmente reprochable el acto de terrorismo cometido en la noche del 31 de octubre pasado en la plaza central del Municipio de Pradera, en el que resultaron heridos 14 niños, mientras celebraban la noche de Halloween.

Este atentado perpetrado a una calle de la estación de Policía de ese Municipio, atribuido por esa institución al sexto frente de las Farc, produce aún mayor indignación cuando el país está apostando por un proceso de paz, que aunque tímidamente comienza y no se ha declarado un cese de hostilidades, no es lo que se espera en la coyuntura, cuando las víctimas son precisamente los civiles que no participan de este conflicto.

Este hecho debe convertirse en una herramienta más del Gobierno para impulsar el proceso de negociación, pues aunque la Fuerza pública no puede despejar territorios ni doblegar su dominio, las muestras claras de paz de parte de la guerrilla deben manifestarse por lo menos, en principio, respecto a los civiles, que siguen siendo víctimas de esta guerra.

Reprochable es además que si las Farc invocan y se refugian en los instrumentos de derecho internacional, realicen un atentado en un día y lugar donde era evidente que la mayoría de posibles víctimas serían niños, desconociendo sus derechos prevalentes, lesionando una vez más la credibilidad de los colombianos.

Estos y otros hechos demuestran que el Estado debe seguir firme en su posición de combatir a quienes violan flagrantemente la seguridad, la vida y demás derechos de los colombianos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar