SOS salud

Rosa María Agudelo Ayerbe

¿Hasta cuando el país seguirá sin afrontar la crisis de la salud? Otra EPS está cayendo en la racha de las “quebradas” que ya no sabe cómo atender a sus pacientes.

Una compañera de trabajo, afiliada a SOS Comfandi, permaneció cuatro días “hospitalizada” en Los Remedios sentada en un rimax, los dos primeros sin recibir tampoco alimentación por cuenta del centro asistencial. Los antecedentes fueron igual de inhumanos.

Antes de llegar a Remedios, había pasado de IPS en IPS durante cinco días sin recibir atención alguna, lo cual produjo que un acceso en las amígdalas se convirtiera en una infección grave.

Lo paradójico de la situación es que a la indolencia de los prestadores del servicio se suma la resignación de los usuarios. Tras nueve días en semejante situación, la familia de mi compañera manifestaba un gran agradecimiento por haber sido finalmente atendida y empezar a superar las dolencias, a pesar incluso de saber que deberán endeudarse para pagar por su cuenta los medicamentos.

Este tema es verdaderamente un punto prioritario del Plan Nacional de Desarrollo en el que se contempla la Ley de Punto final con la que se pretende inyectarle a la salud los 8 billones de pesos que necesita.

Sin embargo, no hacemos nada si no se corrigen las deficiencias estructurales del sistema. Lo cierto es que Colombia es un país pobre con ínfulas de rico en el que se exige al máximo al Estado en una sociedad que poca conciencia tiene del costo de lo que ello representa.

Se requiere una reforma que nos ofrezca coberturas necesarias para lograr estándares de salud suficientes pero financieramente sostenibles.

¿Es Colombia madura para diseñar un Estado fiscalmente responsable y socialmente adecuado?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar