¿Sitiados o infiltrados?

Hugo E. Gamboa Cabrera

Ya se leen y escuchan espacios de opinión, pocos pero contundentes, en los que exponen una inmensa preocupación por la actitud jurídica y política de importantes medios de comunicación radial, escritos y televisivos, que funcionan desde Bogotá, de magistrados de la grandes Cortes, del Procurador General de la Nación y, hasta de algún pastor de la iglesia católica que ha politizado su misión, en relación al gobierno presidido por Iván Duque, a falta de dos años, pero al que tienen en la mira para desdibujarle su gestión a punta de mentiras, sandeces, investigaciones procaces y, lo que es peor, con un sesgo ideológico que utilizan para mentirle al país. A cual más sabe a quienes me refiero.

Las Cortes mencionadas fueron cooptadas desde el gobierno anterior, con “mermelada”, con cupos de magistrados y con cargos importantes en el gobierno nacional y en los organismos de control del orden nacional. Se practicó mucho el “tú me das, yo te doy”, amén de aprovechar el sentimiento político de algunos magistrados que lograron infiltrarse con propósitos funestos como el de acabar con nuestra democracia. Se oponen, gravemente, a que se acabe el negocio de la coca, entre otras cosas.

La dirigencia izquierdista siempre amenaza, cuando tratan de investigarlos, por alguna u otra razón, con acudir a la Corte Interamericana, a sabiendas que está compuesta por mayoría de izquierda. El Procurador, que en el gobierno de Santos nunca decía nada, con todas las rarezas que sucedían, ahora pretende cogobernar el país. Por eso creo que Duque es un verraco, no se dejó tumbar, pese a los horrores con los que lo han asediado. Ojo pelado, ahora vemos caras pero no corazones.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar