S.O.S. Río Cauca

Gabriel Velasco

Una preocupante situación ambiental y de salubridad enfrentan Cali y nuestro Río Cauca, en los últimos días se ha conocido el incumplimiento del contrato para la optimización de la planta de tratamiento de aguas residuales de cañaveralejo (PTAR-C). La contraloría ha anunciado que el incumplimiento se acerca al 43% del contrato que le costó a los caleños aproximadamente 75.000 millones de pesos.

Si bien este contrato fue firmado y adjudicado en el 2017, surgen muchas preguntas sobre qué ha hecho la administración actual y la dirección de Emcali para enfrentar esta coyuntura que está causando un daño ambiental incalculable. Las denuncias sobre el incumplimiento del contrato han puesto en evidencia que hoy se están vertiendo desechos sin tratamiento previo al Río Cauca.

Algunas denuncias han señalado que la firma española abandonó la ejecución del contrato desde marzo de 2020, de ser así es preocupante que en más de 10 meses no se hayan tomado acciones correctivas y que únicamente ahora se piense elevar una demanda frente a la firma contratista. Vale la pena preguntarse si se ha estado devolviendo agua contaminada al Río Cauca por este largo periodo.

La contaminación del Río debe ser entendida como un problema de salubridad importante para nuestra ciudad, y sobre el cual se debe actuar de manera inmediata buscando mitigar el riesgo que esta situación está generando ¿Cuántos peces han sido contaminados? ¿Cuántos caleños han tomado agua contaminada?

Es inconcebible el mutismo de un número importante de los concejales de nuestra ciudad, así como el silencio del partido verde; colectividad a la que pertenece Ospina, frente al mal manejo ambiental de las aguas en Cali. Mientras se autodenominan los defensores de la naturaleza y los recursos naturales, la verdad es que su actuar demuestra que son discursos vacíos y que prefieren callar para no enlodar a la alcaldía.

Ante la indiferencia de las autoridades locales es imperativo que los congresistas de la región elevemos el debate al plano nacional. En los próximos días radicaré una proposición para realizar un debate de control político sobre el incumplimiento de este contrato y las afectaciones que esto ha traído sobre la salud de los caleños y del Río Cauca, espero contar con el apoyo de mis colegas del bloque parlamentario para seguir indagando sobre esta situación.

Parémosle bolas a lo que está pasando con la PTAR y no permitamos que desde el CAM sigan sin ofrecer soluciones reales.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar