Hugo E. Gamboa Cabrera

“Por quién doblan las campanas”

Hugo E. Gamboa Cabrera

El título de esta obra de la literatura mundial, escrito por Ernest Hemingway, lo tomó el autor de un poema de John Donne : “Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, al igual que si fuera un promontorio, o la casa de uno de sus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y, por consiguiente, nunca hagas preguntas por quién doblan las campanas; doblan por ti.”

Entre los personajes del libro, hay uno al que el escritor denominó Pablo, quién más se parece al candidato que hoy parece ser un aspirante fuerte a la presidencia de nuestro país pero, la intención no es desmenuzar el contenido del libro sino analizar, brevemente, por qué algunos colombianos ven a ese candidato como si fuera otro Mesías que llega a Colombia a imponer un sistema distinto a la democracia que hemos tenido desde Simón Bolívar, ese donde predomine el caos, el resentimiento, la venganza, la pérdida de valores y de libertades.

Es preocupante saber que muchos compatriotas viven molestos y envidiosos porque a otros la vida les brindó pensión o jubilación después de muchos años de esfuerzos laborales. Otros quieren que su Mesías cumpla con su propuesta de convertir en arrendatarios a los dueños de casas o apartamentos de 65 metros cuadrados en adelante, para que esas propiedades se conviertan en hostales que alojen a familias que no tienen techo propio pese a los subsidios que para tal efecto se crearon.

Otros que se molestaron durante años de ver cómo muchos pobres se esforzaron por salir adelante, académica y laboralmente, cumpliendo metas de vida para lograr el objetivo propuesto. Y ni hablar de los que despotrican de la clase dirigente y política, por considerarlos culpables de tanta desigualdad e injusticia social pero, a los que eligen cada cuatro años sin justificación alguna.

También, tema para psiquiatras, existe gente que para nada les importa que el país pierda el derecho de opinar, de movilización, de vivir en libertad y desean que nos lleven a un despeñadero donde unos y otros vamos a ser iguales pero por lo bajo, en la ignominia y la miseria, peor que la que padecen muchos actualmente.

Poco les importa a muchos que el desempleo sea el mayor índice del PIB nacional gracias al ataque sistemático que se vendría para la empresa privada, porque razones ideológicas no permiten que un país tenga empresarios e inversionistas.

Ellos estorban a cualquier gobierno dictatorial. Eso es lo que vemos, alguna gente resentida, que poco les importa la estabilidad de las instituciones y que solo quieren que esto se lo lleve el carajo, que las campanas al final, doblen por ti y por todos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar