Pandemia y salud mental

Rosa María Agudelo Ayerbe

El DANE indagó sobre síntomas que pueden indicar afectaciones en la salud mental de los colombianos con motivo de la pandemia. El estudio arrojó que el 36,6% de los jefes de hogar ha sentido preocupación o nerviosismo.

Las mujeres tienden a reportar mayores prevalencias, en especial en aspectos como cansancio, tristeza o dificultades para dormir. Las mujeres también expresaron sentirse con sobrecarga tanto en sus actividades laborales como domésticas. Una situación que se agrava en hogares donde hay niños o adolescentes y en aquellos donde la economía se ha visto deteriorada. Más allá del diagnóstico, del estudio sorprende qué están haciendo los colombianos para sortear sus problemas emocionales que pueden deteriorar su salud mental. Solamente, el 1% de los afectados ha acudido a ayuda profesional. ¿Por qué? ¿Nuestra sociedad no ve la ansiedad, el estrés, el nerviosismo como algo que merece “atenderse”? La salud mental no ha sido una prioridad de Colombia.

Los ciudadanos no parecemos reconocer algunas situaciones como un problema y las autoridades no hacen el menor esfuerzo para procurar condiciones que les solucionen unas patologías que la mayoría no saben que padecen. Tremendo dilema. Ya antes de la pandemia la situación era grave, ahora más.

Sin duda, el control de la pandemia y la administración de la deteriorada economía exigen tantos esfuerzos que otras problemáticas, como la salud mental, se han visto relegadas y sin atención. Cali está mejor que el promedio nacional. El 32% de los caleños reportó estas anomalías. Las actividades físicas, artísticas y familiares son las salidas que encuentran los ciudadanos para superarlas. En ese sentido, debemos priorizar las actividades en esos ámbitos para evitar que nos “enloquezcamos”

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar