Mario Germán Fernández De Soto

!No más impuestos!

Mario Germán Fernández de Soto

Algunos congresistas pretenden hacer una reforma tributaria para imponer un impuesto progresivo al patrimonio de las personas naturales y jurídicas. Nada más inoportuno que tratar de crear una especie de “impuesto a la riqueza”, que atenta contra la única fuente que mantiene los empleos y productividad en el país: El tejido empresarial, por una parte, y los patrimonios de personas naturales, por la otra; que se constituyen en las herramientas para conservar el ingreso de los colombianos y el mantenimiento del aparato estatal vía el cobro de impuestos.

Pero el camino de la recuperación no es a través del reestablecimiento de un impuesto al patrimonio como tributo permanente con tasas progresivas hasta del 5% y elevando el impuesto a los dividendos del 10% al 20%; ni reduciendo el IVA al 15%, cuando hoy por la compra de activos fijos el descuento es del 100%; como se dinamiza la economía. Creo que si bien es cierto, una tributaria se hace para aumentar el recaudo, también lo es que no debe hacerse a costa de los sectores que hoy sostienen el aparato productivo de Colombia. Mientras Minhacienda dice que se debe aumentar en dos puntos porcentuales que significan 20 billones de pesos, los firmantes de esta iniciativa hablan de recaudar 40 billones de pesos. Sería gravoso para las empresas establecidas y un mal mensaje para los nuevos emprendimientos, por cuento bajaría la competitividad y alejaría a los inversionistas de nuestro mercado natural. Lo que sí se deben eliminar son los beneficios y exenciones tributarias innecesarios al sector de los hidrocarburos, que actualmente no los necesita y que representan una odiosa discriminación frente al de los textiles, la construcción y alimenticios que requieren en este momento de todo el apoyo estatal. Cómo poner más impuestos a las empresas y a las personas naturales cuando las exportaciones sufrieron a junio una caída del 26.4%.

Pienso que es menester motivar a los morosos con tarifas especiales por una sola vez, que estimulen traer patrimonios de personas naturales y jurídicas al país con mecanismos legales y novedosos que incentiven pagar los impuestos en nuestro aquí, y, eso sí, fortalecer la administración y fiscalización de la DIAN en el propósito de combatir la elusión y la evasión de los mismos en forma eficaz.

Es equivocada una reforma populista que con el pretexto de la solidaridad acabe con el tejido empresarial y económico del país. ¡No más impuestos! Es un clamor nacional de los sectores que más aportan y que hoy merecen el reconocimiento nacional: Los empresarios.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar