Armar no es el camino

No más feminicidios

Mario Germán Fernández De Soto

Es infame e inaudito lo que sigue ocurriendo en el país. Mujeres son ultrajadas, violentadas y asesinadas por sus compañeros sentimentales en una verdadera “pandemia callada” que la justicia no ha logrado detener. El feminicidio se tipifica cuando se causa la muerte a una mujer por su condición o por motivos de identidad de género o por haber tenido una relación familiar, íntima o de convivencia con la víctima o al ejercer sobre el cuerpo y la vida actos de instrumentalización de género, por lo que se hace urgente tomar medidas y acciones para prevenir este delito que parece no interesar a una sociedad machista y patriarcal.

Debemos pronunciarnos rechazando y denunciando cualquier tipo de violencia, garantizando la vida de las féminas a partir del estudio de cada caso en particular y promoviendo cuerpos especializados de protección personal en favor de la mujer para que actúen de manera oportuna y eficaz para evitar la violencia contra ellas. El hecho de ser mujer no puede convertirse en un factor que cueste la vida . Por tanto, también debemos formar desde las instituciones educativas a nuestros niños para valorar y respetar el derecho a la vida a partir de una cátedra que elimine todo tipo de violencia contra la mujer en nuestros hogares. La cifra en lo corrido del año asciende a más de 60 feminicidios, de los cuales la mayoría de los casos corresponden a personas entre los 20 y los 24 años.

No puede aceptarse el feminicidio en una sociedad civilizada y en pleno siglo XXI cuando la participación de la mujer es cada vez más destacada y primordial alcanzando su propia dimensión y cualificación. No se trata de competir, lo que se debe es compartir con tolerancia y sana convivencia sin prejuicios que deterioran la vida en pareja. Hoy más que nunca debemos apreciar el valor de la mujer en todos los campos, pero sobre todo rescatar su papel como eje de la familia, forjadora de principios fundamentales que construyen tejido social con su propio ejemplo a las nuevas generaciones de colombianos, que no pueden seguir reproduciendo ninguna forma de maltrato para quienes dan tanto amor. No más feminicidios.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar