Diario Occidente

Los derechos de los animales

Mario Germán Fernández De Soto

Los animales, como seres sintientes, no son cosas, recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial el causado directa o indirectamente por los humanos. Así lo mandata la Ley 1774 de 2016.

Esto significa que al reconocer su capacidad de sintiencia, es necesario diferenciarlos de los demás bienes y dicha situación otorga derechos que comienzan por garantizar su bienestar y su debida protección. En dicha norma también se penaliza a quien maltrate a un animal doméstico causándole la muerte o lesiones que menoscaben su integridad física, sancionando con prisión de 12 a 36 meses e inhabilidad especial para el ejercicio de una profesión u oficio que tenga relación con los animales.

Así las cosas, es menester sensibilizarnos con el buen trato a los animales y promover una nueva cultura de protección para animales domésticos y silvestres, evitando en este caso la caza indiscriminada y feroz que atenta contra los ecosistemas en nuestro país. Esta misma circunstancia nos tiene que llevar a identificar los puntos que en el ordenamiento jurídico colombiano deben ser materia de revisión, como lo son el tratamiento de los animales en la cría, el adecuado transporte, el sacrificio para el consumo humano y su comercialización como mascotas, al mismo tiempo que su uso como elementos decorativos, al igual que los utilizados para pieles en calzado y marroquineria. Ello significa, de la misma manera, contar con determinantes para la salubridad pública tendientes a controlar brotes epidémicos o de transmisión de enfermedades zoonóticas.

Por tanto, el trato a los animales debe basarse en el respeto condenando social y judicialmente cualquier forma de abuso, violencia y trato cruel. En síntesis, creo que es necesaria una nueva concepción sobre nuestro relacionamiento con otras especies que empieza a consolidar el derecho animal como una rama del derecho; como lo hacen ya varias instituciones educativas en el mundo, como la Universidad de Barcelona, que fundó su programa Master en Derecho Animal y Sociedad.

Es la hora de reconocer que los animales tienen derechos, por lo que debemos evitar su innecesario cautiverio y su abandono; por nuestra propia condición de humanidad es que estamos obligados a prodigar bienestar y protección.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar