Rosa María Agudelo

La inseguridad

Rosa María Agudelo

El aumento de la inseguridad en Cali, como en el resto del país, es un aspecto que debe afrontarse de manera integral. No son afortunadas las declaraciones del Fiscal General de la Nación según las cuales es a la Policía a la que se le salió de las manos el tema.

Ojalá el problema fuera solo la incompetencia de una institución porque bastaría intervenir en ella para solucionarlo. La inseguridad en nuestro país es una problemática estructural que pasa por la falta de una política criminal, la desconfianza en las instituciones, la descomposición social, la falta de liderazgo del ejecutivo y, sobre todo, la impunidad.

No me cabe la menor duda de que el reciente paro profundizó el problema, pues permitió el fortalecimiento de las estructuras criminales, empoderadas por la pérdida de respaldo ciudadano hacia las autoridades. En carne propia comprobamos la teoría norteamericana de que el desorden antecede al crimen.

Sin embargo, es un error considerar que este recrudecimiento de la inseguridad es un asunto de coyuntura y que nos exige una revisión estructural. Lo triste de la situación es que no dejamos de ver la problemática más allá de la operatividad de la policía sin que pensemos en el papel que cumplen la Fiscalía y, sobre todo, la justicia. ¿Cómo vamos a pedir seguridad si 8 de cada 10 detenidos son dejados libres rápidamente sin que respondan por sus delitos? Más aún si muchos de los detenidos en la comisión de delitos están ya condenados y cumpliendo sus condenas en casa por cárcel.

Es un error que la inseguridad en las ciudades se siga viendo como un problema de los alcaldes que se capitaliza políticamente.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar