Diario Occidente

La fuerza de la infraestructura

Mario Germán Fernández De Soto

Por ser el conjunto de servicios, medios técnicos e instalaciones que permiten el desarrollo de todas las actividades, es la infraestructura base de la dinámica económica nacional para comenzar el 2021, porque es el acopio de los procesos de desarrollo, las fuerzas productivas y sus relaciones las que crean el sustento social.

Sobre este particular mucho se ha dicho, a tal punto que los expertos en la materia han pregonado que de acuerdo con la forma de producción de una sociedad, así también se moldean sus creencias, ideologías, se legisla y se forman las expresiones culturales. Por ello, se habla de infraestructura blanda para referirse al capital humano y se dice que es dura si se trata de los aspectos físicos o materiales, como autopistas, puentes, puertos, aeropuertos, conjuntos residenciales y, en general, las obras civiles. Mientras tanto, la infraestructura urbana alude a aquellos elementos, redes y servicios que permiten el normal funcionamiento de la vida en las ciudades; tales como, el espacio público, el transporte colectivo, la recolección de basuras, las redes de alcantarillado e iluminación y la seguridad ciudadana tan vital por estos días.

Creo que allí radica la importancia de impulsar este sector de la economía por cuanto es el gran promotor de las distintas cadenas productivas y Colombia necesita avanzar hacia la conformación de ciudades y regiones inteligentes; que no es otra cosa que la optimización de los usos y de los recursos de la infraestructura para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En este momento invertir en infraestructura es clave para la competitividad y la reactivación, ya que se constituye en un motor que mueve el empleo y la productividad . En este sentido, la construcción se ha posicionado como un importante generador de valor agregado. Entre 2013 y 2020 la participación promedio de la construcción fue del 7 % del PIB; circunstancia definitiva en el desarrollo social y económico en los próximos dos años aplicando una política anticíclica dado su fuerte encadenamiento con otros renglones de la producción. Para alcanzar este fin, el país ha proyectado el Plan Maestro de Transporte Intermodal que incluye proyectos de carreteras, aeropuertos, infraestructura vial y vías férreas por más de 50 billones de pesos y actualmente se lleva a cabo el programa “concluir, concluir y concluir”, a través del cuál se finalizarán 22 obras de infraestructura.

Los planes de vivienda VIS y No VIS serán decisivos para jalonar el empleo productivo y se requiere un mayor apoyo gubernamental para su financiamiento con el aseguramiento de los recursos a los bancos con líneas de crédito blandas que faciliten una vivienda digna a más colombianos. Se espera que la inversión del 0,5% anual en los siguientes diez años generará un crecimiento adicional anual del PIB del 0,8%. Lo que significa una reducción del 0,6% del desempleo y una disminución del 0,5% de la tasa de pobreza.

Por todo ello, pienso que la infraestructura es decisiva para recuperar la dinámica empresarial y acelerar la recuperación que tanta falta nos hace en todos los sectores de la producción. Debe, entonces, existir una seria articulación de los gobiernos nacional, distritales, departamentales y municipales para “remar” hacia el mismo lado, orientando los recursos propios y de regalías para focalizar las inversiones en aquellos proyectos que impactan la generación del empleo y el crecimiento económico. Impulsar las alianzas público privadas para fondear las obras priorizadas, porque esta es definitivamente la hora de los mayores niveles del gasto público, comenzando por los entes territoriales a partir de sus planes de desarrollo, teniendo como punto fundamental la inversión en infraestructura como la fuerza del crecimiento y de la productividad.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar