Es el tiempo de las mujeres

Dilian Francisca Toro Torres

Marzo es el mes de la mujer, una fecha en la que más que celebrar nos invita a reflexionar y valorar el papel que nosotras jugamos en la construcción y transformación social.

Sin decir que somos mejores que los hombres, las mujeres hemos demostrado tener la capacidad de liderar procesos para mejorar las condiciones de nuestro entorno.

Y es que cada vez estamos mejor preparadas. Hay estudios que indican que el 57% de la población universitaria son mujeres y que su desempeño académico es mejor frente a los hombres. Sin embargo, la inequidad y la brecha laboral entre hombres y mujeres sigue creciendo.

En el mundo, el 25% de los cargos en los parlamentos lo ocupan mujeres, mientras que en Colombia sólo contamos con un 19% de participación en los Concejos, un 16% en las alcaldías del país y solo 2% son gobernadoras, mientras que, en el sector privado, solo el 8% participa en Juntas directivas. Esto refleja violencia política al no darnos las mismas oportunidades de ejercer liderazgo.

Mientras que la OIT indicó que en 2020 en América Latina, 13 millones de mujeres perdieron su trabajo por la Pandemia, el Dane, reportó que en enero, la tasa de desempleo en las mujeres fue de 22,7%, mientras la de los hombres fue de 13,4%. Esta brecha se agrava más en las mujeres jóvenes y quienes están en zona rural.

Igualmente, muchas se han visto obligadas a dejar su trabajo al tener que cuidar a sus hijos que estudian virtualmente, a los adultos mayores o a personas en situación de discapacidad. Son mujeres cuidadoras cuya labor no es remunerada ni reconocida y cuya vulnerabilidad se agravó por la Pandemia.

Pero más grave aún es la violencia de género. Según Medicina Legal, 630 feminicidios ocurrieron en 2020 y en ese año, más de 26.000 fueron víctimas de violencia por su pareja.

A lo largo de mi trayectoria he sido una abanderada en la lucha para que nosotras alcancemos el goce pleno de nuestros derechos. Como senadora de la República fui autora y ponente de la Ley 1257 que previene y sanciona la violencia contra la mujer y las leyes que promueven la equidad de género, y como Gobernadora del Valle trabajé por el empoderamiento de sus derechos, la autoestima, la autonomía económica y la prevención de la violencia de género.

Ahora, como directora del Partido de la Unidad, estamos apoyando el proyecto de Ley ‘Ingreso Mujer’, iniciativa de la bancada de mujeres del Partido, que busca otorgar un subsidio monetario temporal a la mujer cuidadora del campo y la ciudad que esté en condición de vulnerabilidad por la Pandemia.

Igualmente, desde el Centro de Pensamiento del Partido estamos capacitando a las mujeres, para que ejerzan mejor su liderazgo.

Creo firmemente que en la medida en que más mujeres ocupemos cargos de decisión, disminuirán las brechas sociales que nos aquejan. Una mujer empoderada y autónoma, estará más lejos de padecer violencia de género.

Es importante que se reconozca que somos valiosas, que podemos actuar en libertad y decidir lo que queramos ser: madres, amas de casa, empresarias, políticas o líderes.

A los hombres de nuestro partido los invito a que nos miren de igual a igual, no somos rivales, somo aliados. Más que protección necesitamos de su solidaridad y respeto a nuestra dignidad humana.

Que el mundo sepa que estamos preparadas para asumir grandes retos, incluso para llegar a tener una mujer como presidenta de Colombia. Este es el tiempo de las mujeres. Las invito a seguir luchando por nuestros sueños.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar