#EnDefensaDe La salud mental

Iván Cancino

Es importante buscar soluciones a lo económico y a lo jurídico en tiempos de pandemia. Sin embargo, un tema trascendental que nos afecta a todos es la salud psicológica y las relaciones interpersonales.

Estar aislado no es sencillo, y no lo es porque el contacto de muchas personas es de pocas horas al día y ahora que toca convivir 24 horas se pueden presentar altercados por variaciones del estado de ánimo, ansiedad o depresión causadas por el encierro, entre muchas otras razones.

El diálogo, la diversificación de actividades (en lo posible), reencontrarse con actos pequeños que pueden ser muy grandes, como comer, almorzar y desayunar en familia, dialogar en torno a la mesa, departir leyendo libros, escuchando música, jugando, viendo series en compañía de con quien vivimos, puede ser el motor para fortalecer, estrechar, perdonar y reconciliarnos con nuestros seres queridos o puede ser el detonante para darse cuenta que se está en el lugar equivocado.

Aprovechemos estos días para retomar viejos pasatiempos, para hacer, para poner la empatía en casa y ver el renacer de cosas mínimas en las relaciones de familia.

A propósito de esto, que no se le olvide al gobierno que los hijos de padres separados con custodia compartida tienen derecho a seguir viéndolos a los dos, esa excepción debe tener nicho en tiempos de aislamiento.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar