Apologías y rechazos

Eliminaos los unos a los otros

Luis Ángel Muñoz Zúñiga

Los momentos difíciles se mitigan leyendo páginas que hayan producido alegría. Esto intenté tras nuestra derrota ante Ecuador. Encontré JUEGO LIMPIO, el libro que recogió veintisiete reflexiones inspiradas en el equipo de Pacho Maturana, el Pibe Valderrama, el Tino Asprilla, el Loco Higuita… y el mártir Andrés Escobar, Selección reconciliadora en un país descuadernado. Pacho Maturana escribió:” El fútbol es para nosotros una utopía y al tiempo que caminamos vamos construyendo nuestra historia, preñada en la actualidad de respeto, reconocimiento e ilusión”. Rafael Gutiérrez Girardot, reconocido escritor, tituló su reflexión: “La Selección Colombia como símbolo de identidad nacional”.

Después de una pausa en que me paré a hacer un tinto, volví al desordenado escritorio y leí: “Eliminaos los unos a los otros”, creyendo se trataba del titular de algún periódico sensacionalista que harta tela empezaba a cortar. Pero no. Se trataba de la reflexión de Lisandro Duque Naranjo, incluida en la página 25 del libro, expresando su admiración por el onceno nacional: “Pocas selecciones en el mundo tienen individualidades tan brillantes y es tan representativas en regiones como la nuestra.

Pero los colombianos no nos soportamos entre nosotros”. Con esa antonimia argumentativa el cineasta sevillano nos convocaba a una autocrítica. Creo que hoy en un JUEGO LIMPIO II PARTE, Lisandro dejaría el mismo titular, pero cambiaría la antonimia por otro texto con sinonimia. Merecida por una Selección anarquizada, con ambiciones personales, polarizada y sin mostrar un fútbol que nos mitigue del aburrimiento que deja esta pandemia. A Rodríguez, ya no le podemos pedir: ¡James salve usted la patria!

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar