El tribunal de impunidad

Natalia Bedoya

Vuelve y juega: Otra vez la JEP nos da la razón a todos los colombianos que votamos “no” al plebiscito que aprobaba un Acuerdo de Paz que difícilmente cumplía con las expectativas del país.

La llamada Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), no es otra cosa que un Tribunal creado para otorgar impunidad a los crímenes más atroces cometidos por las Farc.

Catalogar un ataque terrorista, como lo es la colocación de una bomba a una institución educativa, como un “ataque válido” en el marco de un conflicto armado, constituye una burla a la justicia, al Derecho Internacional Humanitario y, por supuesto, una burla a todos los colombianos que creemos en que es posible construir una paz con justicia y con garantías de no repetición.


En dicho ataque, hubo un total de 23 personas lesionadas, contando militares y civiles, así como daños físicos en las instalaciones de la sede de la Escuela y la Universidad Militar Nueva Granada. Por tanto, es claro que bajo ninguna circunstancia un atentado contra una institución educativa, puede considerarse un acto válido propio de un conflicto armado.

En este contexto, todo acto perpetrado para afectar personas que no participan en ningún tipo de hostilidad, debe ser definido de forma categórica como un acto terrorista.

La prohibición de atentar contra la población civil y fuera de combate, encuentra fundamento en una norma ius cogens del Derecho Internacional Humanitario, respaldada en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 6) y la Convención Americana de Derechos Humanos (art. 4).

Un acto terrorista que genera terror dentro de la población civil, es una clara violación al principio básico del ius in bello, principio que parece carecer de importancia para la JEP.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar