El autocuidado inteligente

Rosa María Agudelo Ayerbe

Podríamos estar a una semana del levantamiento parcial de la cuarentena. El Gobierno analiza la posibilidad de permitir la reactivación de ciertas actividades para empezar a mover la economía.

No importa si esa decisión se toma para el próximo 27 de abril o se aplaza unos días, lo cierto es que tarde o temprano tendremos que empezar a salir a la calle sin que se haya descubierto una vacuna o que se haya implementado un tratamiento efectivo para el Covid 19.

En ese sentido, tendremos que aprender a vivir con la enfermedad y sobre todo a administrar su propagación, de tal forma que las entidades de salud estén en capacidad de atender a quienes necesiten hospitalización y sobre todo unidad de cuidados intensivos.

La cuarentena nos ha permitido darnos cuenta de lo poco en serio que la mayoría toma la enfermedad. Lo cierto es que una vez no sean las autoridades las que nos obliguen a aislarnos, nuestra salud estará en al manos de cada uno. El autocuidado será clave para mantener lenta la propagación y bajos los niveles de contagio.

En esa situación, lo ideal es que salgamos lo menos posible, nos mantengamos aislados de otras personas, usemos siempre la mascarilla y ojalá una careta. Igualmente, que seamos obsesivos con el lavado de manos y la desinfección de las superficies. En concordancia, debemos hacer conciencia de qué riesgo implica la enfermedad para cada uno o para nuestros familiares. La edad es clave, pero también lo son otros elementos como la presión, cualquier enfermedad pulmonar, la diabetes y hasta el sobrepeso. Vistas así es un asunto de todos, ¿Cierto?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar