De tus tutelas, líbrame Señor

Hugo E. Gamboa Cabrera

En Colombia suceden cosas increíbles. La ponencia de la magistrada María Nancy García, del Tribunal Superior Judicial de Cali, fallada en contra del Presidente de la República, por hacerle un reconocimiento a los 101 años de la Virgen de Chiquinquirá, como patrona de la nación, es una de esas piezas procesales para enmarcar y establecer como modelo de lo que un juez “sabio y honesto”, debe realizar.

Tal parece que esta magistrada desconoce los artículos 13, 18, 19 y 20 de nuestra Constitución Nacional. No quiero creer que se trate una situación ideológica, una más, que pretende obstaculizar no solo la gobernabilidad sino también la fe religiosa del mandatario, quien de antemano aclaró que lo hacía como católico sin querer irrespetar ninguna otra condición religiosa.

Sinceramente, ya las cosas para la gestión gubernamental se complican casi a dos años de terminar Duque su mandato. En la Corte Suprema se oponen a una reforma a la justicia, inexplicablemente, a sabiendas que el país está mamado de su sesgado comportamiento judicial. Afortunadamente, empiezan a llegar nuevos magistrados que uno espera que no se vayan a contaminar.

Y sobre la Corte Constitucional, en la cual se encuentran cinco magistrados impuestos por el expresidente Santos, amigos personales del exmandatario y que hacen mayoría, casi siempre cinco contra cuatro, se han dedicado a gobernar el país a través de fallos a los que notoriamente se les notan subterfugios y sesgos que más bien parece zancadillas y no hechos judiciales serios. Tal parece que los lineamientos de los foros de Sao Paulo y Puebla se cumplen a rajatabla.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar