¿A quién le duelen los muertos?

José David Solís Noguera

A los robos registrados esta semana por cámaras de seguridad de establecimientos y unidades donde delincuentes en moto roban a diestra y siniestra, se suma la aterradora escena de los cinco jóvenes hallados muertos en Llano Verde, que tiene consternada a la sociedad civil, pero que no asombra a los vecinos del oriente porque para ellos la violencia hace parte de su realidad. ¿A quién le duelen los muertos de Aguablanca? Esa es una pregunta que me he venido haciendo desde hace muchos años y que vuelve a tomar fuerza. La violencia que golpea a la comunidad del oriente termina siendo para muchos una normalidad que no debería preocuparnos, porque como leía en las redes sociales: “si a esos muchachos los mataron es porque no eran buena gente”. En Cali le damos estatus a los muertos dependiendo de dónde se den.

No podemos seguir cayendo es esta clase de estigmatizaciones que tanto daño le hacen a la ciudad y que nos llevan a seguir divididos como sociedad. Por décadas, el olvidado oriente – cuando no hay elecciones – ha venido dándole vida a unas relaciones de poder que generan desigualdad, que dan forma a la vulnerabilidad de los jóvenes y que se refleja en hechos lamentables como esta masacre. Aunque aplaudo la recompensa y las acciones que han empezado a ejecutar Alcaldía y Gobernación para dar con el paradero de los responsables, sí quisiera llamarlos a la cordura para que no vayan a asumir este dolor de las familias como una solución mediática para mostrar resultados. Los invito a respondernos: ¿Contra quién es más dura la violencia?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar