La clase sincrónica

Heriberto González Valencia | [email protected]

Muchos cambios se hacen evidentes día a día en los procesos académicos del momento, las palabras clases asincrónicas y clases sincrónicas se volvieron parte los procesos de enseñanza y aprendizaje. Entonces hagamos un recordatorio, las clases asincrónicas son donde los profesores y estudiantes no se deben encontrar en un lugar en tiempo real, el profesor plantea trabajos los cuales los estudiantes pueden realizar en sus propios momentos, algunos trabajos pueden ser controlados en tiempos de entrega.

Por otro lado están las clases sincrónicas en las que si debe haber un punto de encuentro en tiempo real, hoy en día son muchas las plataformas virtuales de aprendizaje que ofrecen este servicio, y las instituciones de educación vienen trabajando hace mucho tiempo en la integración de estas a los procesos académicos en todos sus niveles.

Aunque tanto profesores como estudiantes en muchos casos extrañan estar en sus clases presencialmente, es una realidad que el buen manejo de los salones virtuales, la destreza del profesor en este entorno y el entusiasmo los estudiantes por el aprendizaje pueden hacer realidad una llamativa clase sincrónica.

Una clase sincrónica puede manejarse muy similar a un entorno presencial, con la esencia humanística. No es lo mismo hablar por dos horas a unas cámaras apagadas con unos nombres, que estar hablándole a los estudiantes directamente igual que en el salón de clase, donde ellos también lo ven a uno e intervienen a la hora de hacer comentarios o manifestar dudas.

Si en el salón de clase puede haber situaciones de óseo, lo mismo se puede dar en el salón virtual, una situación cómica, alguien menciono una experiencia extraña y todos ríen, no se debe perder la esencia del ser espontáneo de cada uno.

Una clase sincrónica puede tener dificultades igual que se podría presentar en un salón de clase presencial. Alguna vez el profesor llega a su clase y en la mitad de la clase se corta la energía y no hay iluminación, que se hace, se espera un poco.

En una clase sincrónica, se cae el internet y mucha gente empieza a decir que esto no sirve; se espera un poco a ver si se reestablece para poder seguir.

Por todo esto, y teniendo la buena experiencia de lo corrido en este periodo y la situación mundial del momento, se puede asegurar que las clases sincrónicas con un buen manejo, pueden ser una experiencia muy grata para los actores de los diferentes procesos académicos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar