Cali, agosto 5 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Preocupación en el mundo

Plástico de Japón llega a playas del Pacífico colombiano

La contaminación de los océanos es uno de los mayores problemas que afronta el planeta y puede contribuir al cambio climático por lo que muchas organizaciones y países han visto la necesidad de trabajar para evitar las descargas de material, sobre todo de plástico a los mares.

Uno de los principales retos que hay en el Océano Pacífico es buscar soluciones a la isla de plástico y basura que se ha formado en un amplia área de esta región y que incluso viene afectando las playas de países como Colombia.

Precisamente la semana pasada, cuando se celebró el Día Internacional Libre de Bolsas Plásticas, un grupo de ambientalistas del Chocó lanzó un SOS porque hasta las costas de Bahía Solano, estaban llegando bolsas plásticas originarias de otros países.

Según ecologistas de esta región, se han encontrado en sus playas, plástico de Estados Unidos, Chile, Ecuador e incluso atraviesan el océano desde Japón, arrastrados por la marea.

En la zona se han encontrado bolsas, icopor, botellas, empaques.

Según indican biólogos, estos residuos termina afectando a las especies marinas y ya se han encontrado especies como las tortugas que mueren por consumir plástico o por quedar enredados en él.

La costa vallecaucana no escapa a esta problemática. Según indica el director de la DAR Pacífico de la CVC, Edwar Sevilla, en esta zona la entidad también ha encontrado residuos de plástico e indicó que el Invemar ha realizado un estudio amplio sobre el plástico en el mar y su procedencia.

Indicó que es difícil determinar el origen de estos elementos.

Estudios

Los estudios realizados recientemente por el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, Invemar, en el marco del convenio de Cooperación Interinstitucional entre la Comisión Permanente del Pacífico Sur –CPPS en la bahía de Buenaventura, evaluaron la presencia de microplásticos en el agua marina y en el contenido estomacal de la carduma, un pez muy apetecido por los pescadores para su venta.

Según las conclusiones del estudio, la carduma está consumiendo microplásticos, debido a la mala disposición de los residuos sólidos de las comunidades asentadas alrededor de la bahía, lo que también podría estar afectando a otras especies marinas.

A la denuncia hecha por los líderes ambientales de Chocó sobre la llegada de material plástico de otros países se agrega la denuncia hecha por los expertos de que los ríos también arrastran gran cantidad de residuos que terminan en los mares, lo que ocurre no sólo en Colombia sino en muchas partes del mundo.

Según otro estudio realizado por Invemar sobre el impacto del ser humano en el océano Pacífico y su hábitat, se llega a la conclusión de que “los ríos son las principales vías de entrada de residuos orgánicos tóxicos, metales pesados, sedimentos, microorganismos y nutrientes a los ambientes marino-costeros de la región del Pacífico colombiano”.

El informe plantea además que estas cuencas transportan cargas significativas de sedimentos y otros contaminantes, como son además del plástico, textiles, papel cartón, ladrillos, cenizas, materia orgánica, vidrios, cuero, cerámica, que afectan los ecosistemas y las especies marinas.

Colombia ha hecho un esfuerzo por evitar el uso de las bolsas plásticas en el país para lo cual expidió la Ley que reglamenta el uso racional de estas en el 2016.

Según cifras anunciadas por Acoplásticos, se espera que en el 2020 el uso de bolsas plásticas en los supermercados se reduzca en un 65%, superando las metas que el gobierno nacional tenía para el 2027.

Preocupación en el mundo

La presencia de plástico no es nada nuevo en el Pacífico. En 1988 la Noaa descubrió una isla de desperdicios en el Pacífico Norte que contaminaba el océano con concentraciones altas de plástico, que son transportadas por las corrientes oceánicas que existen en la zona.

Las investigaciones indican que el 80% de estos residuos provendrían de las costas, mientras que el resto de los barcos que cruzan el océano.

Lo anterior no sólo preocupa a las organizaciones ambientales. También los científicos han denunciado presencia de plástico y botellas, en zonas tan remotas como la fosa de las Marianas, o incluso en los recientes descensos al Agujero Azul de Belice también se han encontrado en las profundidades este tipo de desechos.

Organizaciones internacionales vienen trabajando intensamente en diferentes partes del mundo con el fin de que esto no siga ocurriendo, lo que según los expertos puede seguir alterando el clima del planeta.

Como ocurre en los continentes e islas, muchos ambientalistas luchan porque en el mar también se creen áreas protegidas, lo que permitirá hacer un trabajo más fuerte y comprometido en el mar con el fin de combatir la contaminación, como también el cambio climático.

Uno de los principales problemas ambientales que ofrece el plástico es su mayor resistencia a la biodegradación, la cual puede durar años, lo que afecta el ecosistema donde se desecha, ya que no solamente contamina con sus componentes el medio ambiente, sino que además puede ser consumido por especies marinas o estas pueden quedar atrapadas en ellos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: