Cali, noviembre 29 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Cien años del Himno Nacional de Colombia

Oreste Sindicci, el gran responsable

Luis Ángel Muñoz Zúñiga
Especial Diario Occidente

Los 11 de noviembre siempre los relacionamos con la independencia de Cartagena y el reinado nacional de la belleza, pero jamás con la efeméride de nuestro himno nacional. Esta falta de nacionalismo lo han demostrado encuestas cuyos resultados señalan nuestro desconocimiento sobre la historia del himno nacional. Una minoría apenas da cuenta que fuera escrito por Rafael Núñez y musicalizado por Oreste Sindicci. Quienes tienen más amor patrio recuerdan con orgullo el saber que a nuestra canción patriótica alguna vez se le reconoció el segundo lugar en belleza, después de La Marsellesa, el himno nacional de Francia. Desconocemos que los versos no tuvieron propósito nacionalista, que no fue resultado del sentimiento popular y que ya perdió ranquin entre los mejores del mundo.

Cantos de libertad

Los himnos patrios reflejan momentos históricos libertarios o transformaciones políticas. En América se escucharon en el siglo XIX con las nacientes repúblicas. En Europa con la transición del milenio sonaron otros acordes al reordenamiento político universal. Nuestro primer himno fue La Vencedora, legítimo porque su ritmo musical animaba para la independencia. Pero el origen del actual, más parece sacado de un novelón: fue producto de la deslealtad de la esposa del poeta, que sin su autorización entregó el borrador de los versos a un amigo del autor, que sólo buscaba congraciarse con él. Antes hubo otros dos himnos de concurso, hasta que más tarde quedó oficializado el de Núñez y Sindicci.

Primeros himnos

Nuestro himno nacional cumplió su primer centenario porque, con letra de Núñez y música de Sindicci, fue oficializado mediante la Ley 33 del 8 de octubre de 1920, aunque en la tarde del 7 de agosto de 1819 los soldados triunfantes entonaron la contradanza La Vencedora. El alférez José María Cáncino fue quien dirigió la fanfarria. Inclusive, Francisco de Paula Santander decretó esa contradanza como himno. En 1881 y 1883, tras ganar respectivos concursos pro-himno, estuvieron vigentes canciones patrióticas, una con letra de Lino de Pombo y música de Carlos Van Oecken; la segunda, con letra de Manuel de Jesús Flórez y música de Daniel Figueroa. Nuestro actual himno se estrenó el 11 de noviembre de 1887, en el teatro Variedades interpretado por coros escolares frente al presidente Rafael Núñez.

Novelón de José Domingo

Oreste Sindicci, tras conocer a Colombia en una gira de su grupo musical italiano, decidió quedarse y fue acogido por los capitalinos que lo contrataban para que con su piano animara fiestas familiares sociales y dictara música en los colegios. José Domingo Torres sabía que Rafael Núñez cuando se desempeñaba de secretario de la Provincia de Cartagena, en 1850 le había escrito un poema a la ciudad heroica. Sin que se enterara su amigo, en 1887 entonces presidente de la República, José Domingo convenció a su esposa para que le entregara la copia del poema para declamárselo en un acto público. Después convenció a Sindicci para que le hiciera la composición musical que acompañase a un coro escolar en la noche del 11 de noviembre de 1887, cuando sorprendería a su amigo presidente.

Corrección, oficialización y reformas

El músico italiano en cumplimiento del confidencial encargo se trasladó a la finca El Prado del municipio de Nilo, donde nadie se enterase del especial trabajo artístico. Después de las misas dominicales y bajo un árbol de tamarindo ensayaba en el piano una partitura en Mi bemol para canto. El 24 de julio de 1887, un grupo de feligreses que desconocía el propósito del proyecto, lo cantó por primera vez después de misa. Luego llegó su lanzamiento el 11 de noviembre de 1887 y la aceptación del público que empezó a cantarlo en los actos oficiales, hasta que el poeta pronto le corrigiera sus versos y fuese oficializado como himno nacional apenas en 1920. La composición musical fue reformada mediante decreto 1963 del 4 de julio de 1944, incorporándosele un arreglo del maestro José Rozo Contreras para facilitar tocarlo con bandas marciales en las paradas militares y actos públicos.

Versión original

La primera versión de los versos cantados en forma de himno, decía: “Del once de noviembre/ mañana brilla el sol/ salud gran suceso/ de nuestra redención/” (coro)… “Cayeron las cadenas/ la libertad sublime/ derrama en todo el orbe/ su bendecida luz. /…la humanidad entera/ esclavizada gime/ comprende las doctrinas/ del que murió en la cruz”. (Poema a Cartagena). Tras escuchar los coros escolares y observar el rumbo que sus amigos y copartidarios les dieron a sus versos para que la costumbre los volviera canción nacional, el mismo Rafael Núñez decidió cambiar la versión para que los mensajes poéticos patrióticos se ajustaran a la dimensión de un himno republicano.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: