Cali, febrero 25 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Conozca qué es un estado social de derecho

Sociedades de hecho

Por: Gustavo A. Holguín Lozano
Director Jurídico
Email: [email protected]

Cuando buscamos el significado de la palabra “Comunidad”, encontramos que la gran mayoría de las definiciones reiteran que es un conjunto de personas que comparten intereses, que conviven bajo unas mismas reglas, que tienen elementos en común tales como costumbres, valores e incluso una visión de la vida.

De aquí se deriva otro concepto denominado “Sociedad”, que trae consigo unas condiciones un poco más complejas que las de la comunidad, ya que presume una mayor organización, el sometimiento a unas determinadas reglas, bien sean jurídicas o consuetudinarias para el correcto relacionamiento de quienes la componen.

Las sociedades

Así las cosas es importante recordar que todos nacemos siendo socios, así parezca gracioso, somos miembros de una sociedad, y claramente la Constitución Política de Colombia en su Artículo 1 nos lo recuerda:

“Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general”.

¿Que es un estado social de derecho?

Es simple, es un sistema que pretende fortalecer servicios y garantizar derechos esenciales basados en principios y valores para mantener un adecuado nivel de vida, permitiendo la participación en pleno de cada miembro de la sociedad.

Con todo lo anterior lo que quiero es mostrar que las sociedades nos persiguen, que son parte activa de nuestra vida; efectivamente nacemos siendo miembros de una sociedad, con derechos y obligaciones inherentes a nosotros sin siquiera haber suscrito un contrato, la vida en familia es una sociedad más pequeña, pero sigue siendo eso, una sociedad con un gobierno determinado por los padres, crecemos y tenemos la necesidad de formar nuestro núcleo familiar, lo que deriva en el nacimiento de otra sociedad, bien sea formal a través del matrimonio en cualquiera de sus expresiones o decidiendo establecernos a través de una unión libre, la cual solo tiene de libre su nombre, toda vez que las implicaciones legales de esta son por demás las mismas que las que se adquieren a través del matrimonio, donde la pareja determina el gobierno o administración de dicha sociedad y claro esta nuestra imperiosa necesidad de ser económicamente productivos, y aquí también evidenciamos diferentes tipos de “Sociedades”, al lograr un puesto de trabajo, nuestra adhesión con la otra parte es casi la misma que surgiría en una sociedad, ya que grosso modo yo aporto mi conocimiento, otro lo usufructúa porque cuenta con las condiciones necesarias y ambos tenemos una ganancia, sin entrar en la delgada discusión de quien se enriquece, quien es la parte débil y toda esa maraña de situaciones que terminaría definiendo el orden laboral y claro están las sociedades que formamos con quienes no son el estado, no son parte de nuestra familia y no son nuestros empleadores, sino con esos amigos creativos que tienen la solución para “salir de pobres”.

Estas sociedades, que nunca decidimos formalizar, son las denominadas sociedades de hecho, las que algunas veces funcionan y dan frutos y alegrías.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

“No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones.”
Jorge Bucay, psicoterapeuta argentino.
PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: