Cali, julio 3 de 2022. Actualizado: sábado, julio 2, 2022 00:39

TEMAS DESTACADOS:

Suite francesa

Por: Rafael Araújo Gámez
IRENE NEMIROVSKI
SALAMANDRA
414 PÁGINAS

“Suite francesa no es una novela cualquiera. Es una obra maestra, uno de los testimonios más extraordinarios que haya producido la literatura del siglo XX sobre la bestialidad y la barbarie de los seres humanos”, he deseado comenzar con las frases que escribió Vargas Llosa sobre esta gran obra.

Porque quiero resaltar el hecho, como dice él, de que la novela es un estudio sobre el comportamiento humano en tiempos de grandes crisis y el desmoronamiento del orden social imperante.

Puede decirse que es un gran fresco como podría mostrarlo El Bosco en El jardín de las delicias o en El juicio final, dos de sus cuadros emblemáticos, más en el caso que nos ocupa aquí, prevalece la visión de la escritora en el momento de la ocupación alemana en Francia.

Escrito con un pulso literario de gran magnitud y una escritura repleta de sucesos vívidos, descarnados, impactantes en donde se nos describen los disímiles y, para mi, dolorosos comportamientos de la raza humana.

Inicialmente la obra fue planeada para escribirse en cinco partes como si fueran los cinco movimientos de una suite, y para ello la escritora había tomado como ejemplo la Quinta Sinfonía de Beethoven.

La muerte la privó de hacerlo y solo alcanzó a escribir dos que fueron suficientes para conformar una obra que parece un todo y que posee una calidad indiscutible que la convirtió, al momento de publicarse en el 2004, en la novela más leída en 39 países y ganadora del premio Renaudot, otorgado por primera vez a un autor fallecido.

La primera parte se llama “Tempestad en junio” y narra, en tercera persona, la precipitada huida de París de varias familias ante la llegada de los alemanes. Una huida caótica, esperpéntica, trágica, colmada de bajezas y heroísmos, de acciones desmedidas y colmada de frustrantes esperanzas.

La segunda parte se llama “Dolce” y en esta, la acción transcurre en el pequeño pueblo de Bussy. Los soldados alemanes ya lo han ocupado todo y la escritora, por tanto, se dedica a narrarnos la relación que se establece entre los soldados alemanes y los franceses durante el tiempo que dura dicha ocupación.

Léanla. Tendrán la experiencia de haber leído una novela extraordinaria e inolvidable. Así de sencillo.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos




PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: