Cali, abril 7 de 2020. Actualizado: martes, abril 7, 2020 17:22

TEMAS DESTACADOS:

El dia en que la tierra se detuvo, los seres humanos replantearon su vida

Aislamiento, una oportunidad de crecimiento personal

Marcela Onzaga Franco
Psicóloga especialista en docencia universitaria
[email protected]

En momentos de crisis es donde podemos reconocer de qué estamos hechos, vivimos una situación que parece sacada de una película de ficción como lo es el aislamiento a causa del Covid-19 y todo lo que esto ha generado en la vida de las personas a nivel mundial. Asunto que paradójicamente cada uno sufre o enfrenta como cree conveniente.

Algunos de manera trágica y sumergidos en la angustia alimentada no solo por la realidad sino elevada a causa de las búsquedas incesantes de noticias, películas y videos que quizás lo único que pueden generar es terror y miedo, mientras existen aquellos que donde se crea terror siembran esperanza y ven la crisis como una oportunidad de crecimiento personal, familiar y espiritual.

Prisión mental

Repetidamente hemos escuchado que no existe mayor prisión que la mental, creo que muchas personas se están sintiendo en estos momentos de dicha forma y sumado a ello las sensaciones que ha generado el aislamiento, como es el caso de una persona quien me expresó que sentía que le habían cortado sus alas, que las rutinas, actividades que antes parecían simples y cotidianas, como era ir al cine, ir de compras, viajar, ir a un restaurante, de fiesta y una lista que no tendría fin, ya no las podía hacer, y sí, es una realidad para todos en estos momentos el abstenernos de dichas rutinas, pero si pensamos de una manera diferente, esto que está pasando es como una oportunidad para replantear aspectos como el encuentro con nuestra vida misma, las elecciones tomadas hasta el momento, como la pareja, rutinas, ya que constantemente solemos distraernos de nosotros mismos y nuestra realidad.

Oportunidad

Ahora en tiempos de aislamiento, en el que cada uno posiblemente ha tenido la oportunidad de decidir en dónde y con quién estar es cuando cobra valor lo esencial y fundamental de la existencia misma.

Por lo anterior, probablemente era necesario que se detuvieran las revoluciones de la existencia misma y, como diría mi madre, “para qué correr si se puede caminar”, es así como nos dice el universo: “tranquilas y tranquilos, es tiempo para ti y para los que amas”.

No pretendo ignorar lo difícil que es dicha situación ya que sé que muchos podrían decir: “no puedo concentrarme ni pensar en lo positivo cuando no tengo recursos económicos, comida o se está hacinado en un lugar y/o no cuenta con lo esencial para quedarse en casa”.

Lo entiendo, querido lector, y son aspectos fundamentales que hacen que llevar dicha realidad sea más compleja, pero cuando nos enfocamos en el “no tengo”, “no puedo”, magnificamos la situación.

Así que lo animo a que piense en aquello con lo que cuenta, ya sea su fe, la familia, redes de apoyo y todos los recursos internos y mentales que usted ha desarrollado durante su vida, para que se automotive y saque esa fuerza interna para ver la crisis como una oportunidad de crecimiento personal, familiar o el que usted crea conveniente.

De cierta manera, esto nos muestra lo vulnerables que somos y es que en comentarios y narratorias de muchas personas escucho constantemente el miedo a morir, a dejar de existir, “nadie sabe lo que tiene hasta que siente perderlo”, así que, querido lector, que este tiempo de cuarentena aprovechemos para hacer actividades que no solíamos hacer y disfrutar en familia, aunque en ocasiones pareciera caótico aproveche para sanar heridas y resolver aquello que ha postergado por miedo o por los motivos que tenga, lo mas probable es que después de este aislamiento ninguno volverá a ser igual, es probable que muchas relaciones de pareja decidan romper y algunos salgan a la calle enamorados de sí mismos, cada uno decide cómo toma estos momentos, si llena su mente y corazón de pensamientos y sentimientos negativos o se da un espacio para un oasis de esclarecimiento, en el que reconstruye su vida y entorno.

Finalmente es aquí donde le damos el sentir a la vida porque como dice la canción Juanes: “la vida es un ratico”, pero podemos hacer que este ratico por esta tierra haya valido la pena y que aquellos que nos rodean puedan recibir lo mejor de nosotros.

No somos los únicos que hemos atravesado por momentos difíciles, ya muchos lo han hecho. Podría hacer una lista larga de personajes que han marcado la historia como Víctor Frank y hasta el propio Jesucristo, y no solo ellos, si pensamos desde nuestras familias, nosotros mismos o personas cercanas han podido salir adelante lidiando con el dolor y en medio de la tragedia han hecho algo positivo, así que te pregunto ¿Qué tipo de persona eres? ¿Los que andan quejándose y atormentando o eres de los que aporta y hace un cielo del infierno? Aprovechemos este tiempo para dar amor y replantear aquellas cosas que quizás no veníamos haciendo.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: