Síntomas silenciosos de la enfermedad cardíaca en los perros Síntomas silenciosos de la enfermedad cardíaca en los perros

Cali, junio 20 de 2024. Actualizado: jueves, junio 20, 2024 14:10

TEMAS DESTACADOS:

La atención veterinaria regular y un estilo de vida saludable son importantes

Síntomas silenciosos de la enfermedad cardíaca en los perros

La salud cardíaca en los perros es un aspecto crucial pero a menudo pasado por alto en el cuidado de nuestras mascotas.

Las enfermedades cardíacas en los perros pueden ser devastadoras y, a menudo, sus síntomas son silenciosos o se confunden con otros problemas de salud.

Entendiendo la enfermedad cardíaca en perros

Las enfermedades cardíacas en los perros pueden clasificarse en dos categorías principales: congénitas y adquiridas.

Las enfermedades cardíacas congénitas están presentes desde el nacimiento y pueden incluir defectos como la estenosis pulmonar o la persistencia del conducto arterioso.

Las enfermedades cardíacas adquiridas, por otro lado, se desarrollan a lo largo de la vida del perro y pueden incluir afecciones como la enfermedad valvular crónica y la miocardiopatía dilatada.

Síntomas silenciosos a observar

Los perros son expertos en ocultar sus dolencias, y las enfermedades cardíacas no son una excepción.

Los síntomas pueden ser sutiles y fáciles de pasar por alto. Aquí hay algunos signos silenciosos que podrían indicar problemas cardíacos:

1. Fatiga y letargo

Si tu perro muestra una disminución en su nivel de actividad normal, se cansa fácilmente o parece letárgico, podría ser un indicio de problemas cardíacos.

Estos síntomas a menudo se atribuyen al envejecimiento o a la falta de ejercicio, pero en realidad pueden estar relacionados con la disminución del flujo sanguíneo y la oxigenación.

2. Tos persistente

Una tos persistente, especialmente si ocurre en la noche o después de que el perro ha estado acostado, puede ser un síntoma de insuficiencia cardíaca congestiva.

Esta tos se debe a la acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar) o a la presión sobre la tráquea causada por un corazón agrandado.

3. Dificultad para respirar

La disnea (dificultad para respirar) o la respiración rápida y superficial puede indicar un problema cardíaco.

Los perros pueden parecer que están jadeando constantemente o tener dificultad para respirar incluso cuando están en reposo.

4. Distensión abdominal

La acumulación de líquido en el abdomen, conocida como ascitis, puede ser un signo de insuficiencia cardíaca derecha.

Esto puede hacer que el abdomen del perro se vea hinchado o distendido.

5. Cambios en el apetito y la pérdida de peso

La anorexia (falta de apetito) y la pérdida de peso inexplicables pueden ser síntomas de enfermedad cardíaca.

La mala circulación y el mal funcionamiento de los órganos pueden afectar el apetito y la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes.

6. Desmayos o colapsos

Episodios de desmayo o colapso, aunque menos comunes, pueden ser indicativos de arritmias cardíacas o insuficiencia cardíaca avanzada.

Estos eventos pueden ocurrir durante el ejercicio o el esfuerzo físico.

Diagnóstico y tratamiento

Si sospechas que tu perro puede tener una enfermedad cardíaca, es crucial buscar atención veterinaria de inmediato.

El diagnóstico de las enfermedades cardíacas en los perros generalmente incluye una combinación de historial clínico, examen físico y pruebas diagnósticas avanzadas, como radiografías, electrocardiogramas (ECG), ecocardiogramas y análisis de sangre.

El tratamiento de la enfermedad cardíaca en perros depende del tipo y la gravedad de la afección. Puede incluir: Medicamentos, dieta, ejercicio controlado.

Prevención y cuidados

Prevenir la enfermedad cardíaca en los perros no siempre es posible, especialmente en casos de afecciones congénitas.

Sin embargo, mantener un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo y mejorar la prognosis en perros con predisposición a enfermedades cardíacas.

Aquí hay algunos consejos:

Alimentación balanceada

Proporciona una dieta equilibrada y nutritiva, y evita el exceso de sal.

Control de peso

Mantén a tu perro en un peso saludable para reducir la carga sobre su corazón.

Ejercicio regular

Asegúrate de que tu perro haga ejercicio regularmente, pero sin excesos.

Visitas veterinarias regulares

Las revisiones periódicas pueden ayudar a detectar problemas cardíacos en etapas tempranas y gestionar cualquier condición existente de manera efectiva.

* Esta nota fue escrita con ayuda de inteligencia artificial.


Banner Canal WhatsApp

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2024. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: