Una firma no se le niega a nadie

Por Mauricio Ríos Giraldo

Se acaba el plazo para que los aspirantes presidenciales independientes -es decir, los que no tienen partido político y los que tienen, pero que se disfrazan de independientes- entreguen ante la Registraduría las firmas para inscribir sus candidaturas a la Presidencia de la República.

El último en hacerlo fue Alejandro Gaviria, que este miércoles entregó 1.200.000 firmas ante la organización electoral; días antes otros precandidatos hicieron lo propio: Juan Carlos Echeverry entregó 950.000 firmas; Federico Gutiérrez presentó 1.500.000, y Rodolfo Hernández, 1.800.000.

El mínimo de firmas válidas exigido para oficializar la inscripción de una candidatura presidencial a nombre de un movimiento significativo de ciudadanos es de 580.000 válidas…

* * *

Llama la atención que la cantidad de rúbricas reunidas -y que cada candidato asume y presume como respaldos ciudadanos- no coinciden con los porcentajes de intención de voto que marcan en las encuestas, pues -con excepción de Hernández- todos los que entregaron firmas están por debajo del margen de error.

Una firma no se le niega a nadie, pues al no representar ningún compromiso, hay ciudadanos que estampan sus rúbricas en las planillas hasta sin conocer al candidato, conmovidos por las súplicas de las personas contratadas para recogerlas, que pocas veces son voluntarios, como lo muestran hábilmente los políticos.

Es ingenuo creer que quien firma por un candidato, votará por él; pruebas de ello son los muchos casos de candidatos a alcaldías, gobernaciones y a la misma Presidencia de la República que han entregado grandes cantidades de firmas para inscribirse, pero, a la hora de la verdad, obtienen una votación muy inferior al número de rúbricas.

* * *

Un claro ejemplo es el del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, que en 2018 entregó 5.800.000 firmas para inscribir su candidatura presidencial, pero en las elecciones obtuvo 1.412.392 votos, equivalentes al 24% de las rúbricas que recolectó.

Así es que, señores candidatos, no hagan cuentas alegres con las firmas.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar