¿Un presidente viejito?

Por Mauricio Ríos Giraldo

La elección de Joe Biden -que el pasado 20 de noviembre cumplió 78 años de edad- como presidente de los Estados Unidos, ha llevado a que en Colombia, donde se está calentando la campaña para elegir presidente en el 2022, algunos planteen que el próximo Jefe de Estado debe ser alguien entrado en años…

¿Por qué piensan esto? Además de la experiencia -Biden, por ejemplo, lleva 51 años en la política y ha sido desde miembro del consejo de un condado hasta senador en seis periodos y vicepresidente-, quienes le ven bondades a que el próximo presidente de Colombia sea un veterano ponderan como gran valor la serenidad de los años.

Como la política colombiana se ha vuelto de amores y odios, el debate de ideas por el ataque y las campañas se hacen a partir de la difamación y el miedo, se cree que alguien mayor de 70 años, con la tranquilidad y la sabiduría de esa edad, puede convertirse en un punto de encuentro, en un presidente que una al país.

Aunque esta teoría suena lógica, también suena utópica ante el grado de agresividad al que ha llegado la política colombiana.

Desde 1990, todos los presidentes de Colombia han llegado al cargo con menos de 60 años, incluso la mayoría de ellos se convirtieron en jefes de Estado con menos de 50 años: César Gaviria fue presidente a los 43; Ernesto Samper y Andrés Pastrana, a los 44, e Iván Duque a los 42.

El último presidente que superaba los 60 años al momento de posesionarse fue Virgilio Barco, quien cumplió 65 años un mes después de asumir el cargo.

Antes del periodo del expresidente liberal -que gobernó entre 1986 y 1990-, el común denominador en nuestro país eran los mandatarios de la tercera edad: Belisario Betancur fue presidente a los 63 años; Julio César Turbay, a los 62; Alfonso López Michelsen, a los 61…

Entre los actuales aspirantes presidenciales hay tres setentones: Jorge Enrique Robledo tiene 70, Humberto De la Calle tiene 74 y Rodolfo Hernández tiene 75, pero al ver a este último -que como alcalde de Bucaramanga no fue propiamente un hombre calmado y conciliador-, queda en duda la teoría de que al llegar al séptimo piso llega la serenidad. Carlos Holmes Trujillo, que tiene 69 años, habrá pasado la barrera de los 70 cuando lleguen las elecciones.

¿Quién con más de 70 años estará dispuesto a someterse al desgaste de una campaña presidencial, con riesgo a gobernar este país tan complejo? ¿Qué opinará del tema Gustavo Álvarez Gardeazábal, que se queja de la manera de gobernar de los jóvenes y ya cumplió 75? En las redes sociales le piden con frecuencia al escritor -que también es político- que se lance para presidente…

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar