Sin Mockus, Uribe, Robledo ni Roy

Por Mauricio Ríos Giraldo

A menos de un año y medio de las elecciones legislativas, varios de los grandes partidos políticos se han quedado sin sus candidatos más votados al Senado de la República, lo que representará un bajonazo en las votaciones de sus listas y, por lo tanto, la pérdida de curules en las elecciones de 2022.

Los “huecos” más grandes son los que dejan Álvaro Uribe y Antanas Mockus en las listas del Centro Democrático y de la Alianza Verde.

El expresidente le puso a la lista del uribismo 876 mil votos, nada más y nada menos que el 35% de los 2.5 millones que obtuvo la colectividad. En el caso de los verdes el peso de Mockus fue mayor, el exalcalde de Bogotá le aportó a esta lista 571 mil votos, el 43% de los 1.3 millones que sacó este partido. ¿Cómo reemplazar a estas figuras? Difícil, porque las votaciones de Uribe y Mockus fueron de opinión y en ninguno de los dos lados tienen figuras para reemplazarlos.

Al Polo Democrático Alternativo también se le acaba de abrir un boquete con la salida del senador Jorge Robledo -que fue ya aprobada por la colectividad este fin de semana-, pues el congresista del Moir, que será candidato presidencial, le puso a la lista de la colectividad amarilla 226 mil votos, casi el 31% de los 736 que obtuvo el partido.

A la U también le harán falta los votos de los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti. El primero fue el más votado de la colectividad en 2018, con 111 mil votos, y el segundo sacó 73 mil votos. Es decir que la colectividad, cuya lista al Senado sacó 1.8 millones, perdió 184 mil votos con la salida de los dos congresistas.

Estos movimientos producirán una importante recomposición en el Congreso del 2022.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar