La rebelión de los enchuspados

Por Mauricio Ríos Giraldo

Cuando Gustavo Álvarez Gardeazábal -en su diaria Crónica de un enchuspado- comenzó a cuestionar el aislamiento obligatorio para los mayores de 70 años de edad, que fueron los primeros en ser enviados a cuarentena y serán los últimos en salir de ella, nadie imaginaba la repercusión que tendrían las palabras del escritor vallecaucano.

Gardeazábal -que tiene 74 años- fue el primero en reclamarle al presidente Iván Duque por llamar “abuelitos” a quienes han traspasado la barrera de los 70 años de edad y fue también el primero que calificó como “prisión domiciliaria” la medida que los enchuspó a él y a sus contemporáneos…

Desde entonces -como en un efecto dominó- varios destacados e indignados adultos mayores de la vida nacional se sumaron a los reclamos, como los exministros Rudolf Hommes y Clara López, el exvicepresidente Humberto de la Calle, la sicóloga y feminista Florence Thomas, los periodistas Daniel Samper -Pizano- y Antonio Caballero, y el técnico del Junior de Barranquilla, Julio Comesaña.

La cosa va tan en serio, que algunos de estos connotados adultos mayores ya instauraron acciones de tutela para que se les permita salir en las mismas condiciones que a los colombianos menores de 70 años.

Difícil tema para un juez, pues, si bien en el mundo de hoy las personas con más de 70 años llevan una vida muy activa y se encuentran en plenitud de facultades físicas y mentales, también es cierto que las probabilidades de sobrevivir al coronavirus, cuando se tiene esa edad, son bajas, como lo indican estas cifras:

De los 29.383 contagios de covid-19 identificados hasta el momento en Colombia, el 7% son mayores de 70 años, pero de los 939 fallecidos que ha dejado el virus en el país, el 49% son mayores de 70 años.

Lo que reclaman los enchuspados indignados es que se les permita cuidarse por decisión propia, asumir su responsabilidad, y que no se les trate como interdictos.

Nada de raro que el alboroto que armó Gardeazábal y que ahora va en lío jurídico, termine -como lo propuso Hommes- en un movimiento político.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar