¿La hora de Cambio Radical?

Por: Mauricio Ríos Giraldo

Iván Duque llegó a la Presidencia de Colombia gracias a la proyección que tuvo como senador en el periodo 2014-2018, siendo opositor al gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos.

En ese cuatrienio, el Centro Democrático en general, supo capitalizar muy bien la insatisfacción ciudadana con el gobierno, y Duque, que era un senador nuevo, joven y estudioso, se posicionó como una figura fresca dentro uribismo…

Y como en la política hoy se está en un lado y mañana en otro, cuando Iván Duque pasó a ser gobierno, su principal opositor en el Congreso de la República, el senador Gustavo Petro se alimentó de sus errores, hábilmente se vendió como el “cambio” y se convirtió en su sucesor.

Hoy, cuando el grueso de los partidos están alineados con el gobierno nacional y pocos se atreven a cuestionar desde el Congreso, parece haber llegado la hora para que sean otros los que se posicionen desde la oposición…

Es obvio que un gobierno de izquierda representa una oportunidad para que la derecha se posicione y, como ya se analizó en otro Graffiti, ese espacio lo está aprovechando la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, que muy seguramente consolidará su candidatura presidencial desde su tribuna de oposición.

Sin embargo, hay otro partido que está aprovechando muy bien el momento político, se trata de Cambio Radical, que, aunque se declaró independiente frente al gobierno del presidente Gustavo Petro, en realidad se está comportando como partido de oposición y algunos de sus senadores comienzan a destacarse en medio del comité de aplausos en el que está convertido el Congreso de la República.

Los senadores David Luna, Carlos Abraham Jiménez y Carlos Fernando Motoa se han posicionado en referentes críticos a la hora de analizar los proyectos presentados por el gobierno nacional.

Y, aunque las posiciones de estos tres senadores no son tan escuchadas dentro del Congreso, no sólo porque sus colegas de la coalición de gobierno poco prestan atención a los argumentos contrarios, sino también porque en ocasiones les han limitado el uso de la palabra, Luna, Jiménez y Motoa se han convertido en fuentes de consulta que hablan con independencia sobre los temas nacionales.

Cambio Radical, que hizo gobiernismo con Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos e Iván Duque, ha sido considerado siempre un partido tradicional, pero ahora parece estar en camino a tomar un nuevo aire… Estar por fuera del gobierno no es malo cuando se sabe ejercer la oposición, pues la falta de puestos termina siendo compensada con la sintonía de la opinión pública.

La gran pregunta es si pupilos brillantes como David Luna, Carlos Abraham Jiménez y Carlos Fernando Motoa podrán posicionar lo suficiente a su partido para refrescar la figura del exvicepresidente Germán Vargas Lleras como candidato presidencial para el 2026.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar