José Renán insiste en Vargas Lleras

Por Mauricio Ríos Giraldo

El exsenador José Renán Trujillo insiste en que el exvicepresidente Germán Vargas Lleras debe aspirar de nuevo a la Presidencia de la República.

Aunque, con frases como “no cuenten conmigo” o “busquen otro marrano”, Vargas ha dicho en varias oportunidades que no se lanzará de nuevo, Trujillo sostiene que su perfil, que define como “estadista”, es el que Colombia requiere.

Como está claro que la dificultad de Germán Vargas para hacerse elegir radica en su mala imagen, producida por el coscorrón que le propinó a uno de sus escoltas y por algunas respuestas poco cordiales a periodistas y ciudadanos, José Renán Trujillo plantea un ejercicio que, según su teoría, demuestra que el exvicepresidente es el indicado para gobernar este país.

El exsenador argumenta que “No necesitamos un presidente que viva de sonrisa en sonrisa, ni de hipócritas expresiones para ganarse momentáneamente el aplauso. Prefiero un presidente sincero en plantear los temas, serio en la toma de decisiones y estadista en la búsqueda de las soluciones en los diferentes frentes que exige el país”.

Bajo esa tesis, Trujillo plantea el siguiente ejercicio: “Papel y lápiz: dos columnas, la primera para defectos, la segunda para cualidades. Comparemos y pensemos qué necesita el país”.

“Esto nos debe llevar a un serio análisis de cómo se debe gobernar; e insisto, lo que se necesita en la Presidencia es un estadista que tenga la capacidad de gobernar con seriedad, sensatez y prudencia, con valentía y firmeza frente a los cambios que se deben impulsar, pensando a largo plazo y con buena estrategia para el corto y mediano plazo”, explica José Renán Trujillo.

El planteamiento del exsenador es lógico, pero, en un país tan lleno de pasiones, ¿podrán los ciudadanos ser tan racionales a la hora de definir su voto? Vargas Lleras, sin duda, tiene la formación y la experiencia para ser presidente, pero, si planea meterse de nuevo en la contienda presidencial, debe asumir el compromiso de corregir sus maneras, porque la forma en la que un gobernante trata a las personas también cuenta.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar