Insistirán en reducir el Congreso

Por Mauricio Ríos Giraldo

¿Recuerdan que, a comienzo del aislamiento, Graffiti detalló la propuesta de dos representantes a la Cámara uribistas – Óscar Leonardo Villamizar, de Santander, y Gabriel Jaime Vallejo, de Risaralda- que presentaron un proyecto de acto legislativo que buscaba reducir el número de congresistas? Con esa iniciativa no pasó nada, ni siquiera se debatió, pero nuevamente se está hablando del tema y hay quienes consideran que el clima indignación nacional podría ser favorable a una nueva propuesta en ese sentido.

Pero, más allá de las malquerencias que produce el Congreso, ¿es conveniente reducirlo?

Desde el punto de vista financiero, sí, el ahorro sería innegable. La propuesta presentada en abril pasado calculaba que, al pasar de 280 congresistas a 157 -51 senadores y 106 representantes a la Cámara-, el Estado se ahorraría $316.400 millones.

* * *

Sin embargo, desde el punto de vista político, hay argumentos que indican que este es un tema que no debe darse al calor de la mala imagen del Congreso, pues deben evaluarse muy bien las implicaciones democráticas.

Hay quienes sostienen que un legislativo más pequeño es más fácil de manipular o comprar por parte del Gobierno de turno y que, además, en un país tan diverso como Colombia, muchas expresiones se quedarían sin voz ni voto en las decisiones nacionales.

Quienes defienden el tamaño del Congreso de Colombia sostienen que las democracias más sólidas tienen, salvo contadas excepciones, legislativos numerosos; el de Canadá, por ejemplo, tiene 445 curules; el de Estados Unidos, 535. Se podría creer que es algo relacionado con el tamaño de sus territorios, pues estos dos son países muy grandes, pero no, Alemania, que tiene un área equivalente a casi la tercera parte de Colombia, cuenta con 709 legisladores.

* * *

Si bien a ningún congresista le conviene que se reduzca el número de curules, pues al haber menos, necesitarán más votos para hacerse elegir, es un error asumir el debate del tema como una venganza contra ellos, pues hay otros componentes de fondo que se deben analizar.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar