36 nombres en el sonajero presidencial

Por Mauricio Ríos Giraldo

A raíz del Graffiti de ayer, en el que se habló del pronto inicio del año electoral, un acucioso lector de esta columna escribió para decir que la campaña presidencial que está por arrancar en unos meses será la que inicie con el mayor número de precandidatos en la historia del país.

Entre quienes ya destaparon su aspiración y aquellos que suenan como posibles precandidatos suman 36 nombres… Y aún pueden surgir más. Hay de todo: excandidatos, exvicepresidentes, senadores, representantes a la Cámara, exministros, exalcaldes, exgobernadores…

Veamos la larga lista, en orden alfabético -por apellidos-, para no herir las susceptibilidades de las barras bravas:

1. David Barguil
2. Roy Barreras
3. Mauricio Cárdenas
4. Fernando Carrillo
5. Alejandro Char
6. Juan Fernando Cristo
7. Humberto De la Calle
8. Sergio Fajardo
9. Juan Manuel Galán
10. Alejandro Gaviria
11. Federico Gutiérrez
12. Rodolfo Hernández
13. Paola Holguín,
14. Jorge Eduardo Londoño
15. Alexander López
16. Angélica Lozano
17. Francia Márquez
18. Iván Marulanda
19. Luis Alberto Moreno
20. Rafael Nieto
21. Luis Pérez
22. Gustavo Petro
23. Juan Carlos Pinzón
24. Marta Lucía Ramírez
25. Juan Camilo Restrepo
26. Ángela María Robledo
27. Jorge Enrique Robledo
28. Camilo Romero
29. Edward Rodríguez
30. John Milton Rodríguez
31. Antonio Sanguino
32. Francisco Santos
33. Dilian Francisca Toro
34. Carlos Holmes Trujillo
35. Paloma Valencia
36. Germán Vargas Lleras

¿A qué se debe esta explosión de aspirantes presidenciales? De entrada, se pueden identificar varios factores, como la falta de liderazgos nacionales que aglutinen, por eso la dispersión, y el debilitamiento de los partidos políticos, convertidos la mayoría en federaciones de caciques regionales sin un gran jefe.

Algunos están decididos a lanzarse y jugársela hasta el final, otros simplemente buscan visibilizarse para cotizarse y negociar su adhesión a cambio de un nombramiento en el nuevo gobierno, otros lo están pensando seriamente y otros simplemente están cañando.

Sin embargo, como están las cosas, aquí no se puede subestimar a nadie, pues el país que deje el covid-19 en el 2022 será muy diferente al país de hoy, y eso puede cambiar notablemente las tendencias y posicionar candidaturas que hoy parecen inviables y sepultar otras que hoy marcan en los primeros lugares.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar