Cali, junio 28 de 2022. Actualizado: martes, junio 28, 2022 01:25

TEMAS DESTACADOS:

Muertes y verdad

A principio de este año Cali fue incluida en el listado de las 50 ciudades más violentas del mundo, en el puesto 11, fue el resultado de ser la urbe con mayor número de homicidios en Colombia durante el 2011. Como van las cosas, la capital del Valle volverá a ese deshonroso lugar en el contexto nacional, pues la leve reducción del 2% que se presentó en muertes violentas, lamentable y muy probablemente, será revertida este mes, en el que, sólo en los diez primeros días se registraron 53 casos.

Al escuchar la explicación de la administración municipal sobre el aumento de los homicidios en Cali da la impresión de que las muertes violentas son consideradas parte del problema de seguridad ciudadana dependiendo de los resultados: cuando hay reducción para destacar, se presentan junto a los demás delitos, pero cuando van en alza, como ahora, se muestran como un fenómeno independiente.

Si bien es cierto que en los homicidios hay una alta relación con el tráfico de drogas, mostrarlos como algo aislado, como una amenaza que recae sólo sobre quienes se mueven en ese mundo, es inexacto, y, además, sean cuales sean los móviles, no se puede desestimar ni una muerte violenta; más que argumentos para explicarlas, el trabajo de las autoridades debe ser evitarlas.

Al conocer las cifras de los homicidios de Cali, un extranjero, e incluso un colombiano que viva en una ciudad con indicadores delictivos diferentes, no hará esa diferenciación entre los muertos víctimas de la guerra del microtráfico, los que cayeron por disputas entre bandas criminales, y los demás, para todos, incluidos los caleños, son crímenes que sugieren inseguridad.

A la ciudad hay que hablarle claro, hay que reconocer que el tema de inseguridad es muy complejo, que no es un asunto de ahora sino un problema estructural, que debe afrontarse como tal, que no se va a resolver sólo con acciones policivas ni de la noche a la mañana, para así no crear falsas expectativas ni sensación de retroceso cuando las leves disminuciones se reviertan.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos




PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: