Prioridad desplazada

Si algo ha identificado a los gobiernos colombianos es soslayar temas tan fundamentales como el desarrollo sostenible y, por ende, todo aquello que tenga que ver con el medio ambiente, que es, indudablemente, el que permite que ese desarrollo funcione o no funcione adecuadamente, según el uso que se le brinde. Uno se sorprende que declaraciones tan valiosas, dadas por la contralora general de la Nación, doctora Sandra Morelli, el 14 del presente mes en un diario de circulación nacional, sobre el desastre ambiental que nos corre pierna arriba en el país, no tengan el eco suficiente para ponernos las pilas. Al contrario, cada que esta valerosa dama pone los dedos sobre algunas llagas que carcomen la Nación, salen funcionarios de toda índole a desvalorizarla y a solicitar investigaciones contra su investidura.

Esa es una constante de mala leche. Todo nos pasa por los lados sin que nos preocupe algo tan vital como es el cuidado de la naturaleza. Ese cuento de la globalización no solo tiene que ver con el mercado de libre comercio, sino también con el desarrollo sostenible, que si no se maneja bien, pues no tendremos futuro. Igualmente, preocupó lo que dijo la Contralora respecto a que ningún proyecto ambicioso, de esos de explotación minera, como el de Cerro Matoso, por mencionar uno, no tienen licencia ambiental.

Es decir, estamos en manos de Dios. \»Colombia firma en el exterior tratados de medio ambiente, de transporte de residuos tóxicos, de protección de trabajadores en zonas mineras, de controles al agua, del protocolo de Kioto, pero los funcionarios nacionales parecen olvidar su carácter vinculante\», dijo la contralora. Es decir, se hacen los de la vista gorda.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar