Las patinetas eléctricas

Rosa María Agudelo Ayerbe

Este fin de semana se robaron dos de las patinetas eléctricas recién implementadas en la ciudad para mejorar la movilidad. La verdad, esta es la crónica de una muerte anunciada.

Me gusta la idea de las patinetas, pero pienso que Cali no está lista para asumir la implementación de este tipo de iniciativas. Sin duda, el primer elemento que juega en contra es el de la inseguridad.

En nuestra ciudad, como en todas las del país, se roban todo lo que circula en las calles. Era de esperarse que las patinetas no fueran la excepción a pesar de que tienen GPS que permite una rápida ubicación.

Otro elemento que no favorece su implementación es la precariedad de nuestra infraestructura. Las patinetas no son vehículos que fácilmente sorteen el mal estado de nuestras vías. Sin embargo, por encima de estos dos aspectos me parece que la falta de cultura ciudadana es la base de los inconvenientes. Los testimonios sobre episodios de mal manejo de las patinetas refuerzan mi opinión.

No pongo en duda las causas técnicas de los problemas de movilidad de nuestra ciudad, pero pienso que los agrava la actitud con la que todos nos desenvolvemos en la calle.

Cali no ha enfrentado con seriedad la cultura ciudadana. Ninguna de las administraciones recientes se ha comprometido con la “reinducción” de sus habitantes, no hemos trabajado para lograr un buen comportamiento en ningún área.

Lo triste de este aspecto es que tampoco los ciudadanos vemos nuestra incultura como un problema y la verdad es que es transversal a muchas de las dificultades que atravesamos.

Difícilmente tendremos una ciudad civilizada si seguimos actuando como seres del tercer mundo.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar