Junior Jein no tuvo tiempo de narrar lo ocurrido

Luis Ángel Muñoz Zúñiga

Junior Jein – Harold Angulo Vencé- no tuvo tiempo de narrar con sus cantos urbanos lo ocurrido en estas horribles noches aciagas que enlutan la patria.

“Madre/ No llegaré a la hora de la cena/ Aparecí en un lugar/ Que no era mi hogar/ Dicen que ven mi cuerpo/ Oigo me están llorando/” …, este fue uno de los últimos versos que escribió y cantó con Nidia Góngora, Alexis Play y Hendrix.

“¿Quién los mató?, tituló su canción sobre los asesinatos de que fueran víctimas Jean Paul, Jair, Léyder, Álvaro y Fernando, en el cañaduzal que limita con el barrio Llano Verde.

Los cinco jóvenes habían entrado plantación adentro en el mismo cañaduzal que con la pavesa de las quemas les agobiaba el sueño.

Junior Jein, pregunta quién mató a los adolescentes que apenas calmaban su sed con el jugo del corazón de la caña.

Y en la letra de su canción da la respuesta: “Volvió el monstruo que acecha/ El que despoja las tierras/ Y el que pudre las cosechas/ Tiene la mirada fría y carece de empatía/ Su apetito es insaciable, tiene la panza vacía/ (…) No cree en edades, ni dogmas, ni formas, ni normas/ Destruye lo que ve y no se conforma/ Sólo obedece intereses económicos/ Infunde el miedo y entierra a soldados anónimos/ (…) hermanos de otras madres que salieron de sus / casas/ Se fueron hace un día y hace años que no abrazan/ Ese monstruo llegó al cañaduzal/ Quiso azúcar de la vida y dejó peste con cal/ (…) ¿Por qué ser otro desaparecido?/ ¿Por qué darlo todo por perdido?/ ¿Por qué cambiar mi nombre y apellido?/ ¿Me quieren pasar por otro falso positivo?”

Junior Jein no tuvo tiempo de narrar musicalmente lo ocurrido en estas horribles noches aciagas que enlutan la patria. El domingo 13 de junio, con siete balazos le quitaron la vida, más que al precursor de la salsa choke, al líder social.

El crimen produjo estupor y rabia en los bonaverenses, los caleños, la gente del Pacífico, en todos los colombianos, porque apagaron su voz pacífica comprometida con mensajes sociales.

Estuvo muy activo en el paro de Buenaventura en 2017, desde el 28 de abril de 2021, en las protestas del Paro Nacional y con su música urbana animó la resistencia del sur. Junior Jein entendió que, si Rubén Blades hace crónica social y denuncia política con la salsa, él con la salsa choke y el folclor urbano seguiría esa misión social.

Algunos famosos cantantes colombianos otrora quisieron hacerlo, pero se dejaron seducir de la fama aprobada por los poderosos capaces de abrir puertas para que llegasen a los escenarios internacionales.

Los colombianos sentimos un dolor similar que el expresado por los jamaiquinos cuando el más grande del regaee, Bod Marley, falleciera el 11 de mayo de 1981 tras padecer de cáncer.

Ambos sepelios fueron masivos, pero Bob Marley murió diferente a Junior Jein, aunque un 5 de diciembre de 1976 otros sicarios se habían ensañado contra él, sin lograr apagarle su voz a tiros.

Junior Jein, en cambio, sí fue asesinado en el primer atentado, sin que le quedara tiempo de narrar con sus cantos urbanos lo ocurrido en estas horribles noches aciagas que enlutan la patria.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar