Armar no es el camino

Honrar a los veteranos

Mario Germán Fernández De Soto

Honrar a los veteranos de la fuerza pública es un deber de toda la sociedad, porque son hombres y mujeres que han ofrendado hasta sus propias vidas para defender la patria. Son ellos quienes han hecho posible la tranquilidad de muchos colombianos en los campos y centros urbanos, garantizando la paz y manteniendo el orden público en todas sus manifestaciones.

La labor de quienes se han dedicado por décadas al servicio de las fuerzas militares y de policía para defender la vida, honra, y bienes, al igual que manteniendo la seguridad nacional, ha hecho posible la construcción de sólidas instituciones democráticas, las que han estado en vilo durante nuestro devenir histórico a causa de la subversión, el narcotráfico, el paramilitarismo y las bandas criminales. No se podría concebir a Colombia sin una fuerza pública vigorosa y al servicio de la ciudadanía, como la que tenemos hoy el honor de contar.

La democracia de nuestro país debe mucho a los veteranos y al personal activo de las distintas fuerzas, puesto que son el soporte de la institucionalidad, que por momentos parece claudicar ante los flagelos que azotan al país.

Por estos días se rinde homenaje a los veteranos, lo que debe significar no sólo el reconocimiento público a estos patriotas sino también el otorgamiento de beneficios merecidos y concretos en materia de salud, educación, bienestar social y solidaridad para ellos y sus familias, que en muchos casos sufren en carne propia el rigor de un conflicto interno que no hemos podido erradicar de raíz por la falta de oportunidades para todos y la consolidación de una sociedad más justa y equitativa a partir de la nueva cultura para la administración de los recursos públicos y la transparencia en los procesos administrativos.

Creo qu, tal vez, lo más importante para los veteranos es el público reconocimiento social como forjadores de paz y democracia, exaltar la memoria de quienes han caído en cumplimiento de su deber misional y la dignificación del servicio con justas reivindicaciones sociales, económicas y laborales que honren su papel en la historia nacional.
Los veteranos de la fuerza pública son héroes que debemos emular para seguir marchando en la defensa de la democracia y de nuestros valores patrios. Honor y gloria a los veteranos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar