Gobierno y oposición

Como era de esperar, la reunión del partido de la U levantó una polvareda.

Es apenas natural que así sea pues la expectativa era grande y el atractivo mediático de los sucesos es evidente.

Pero, todo es más sencillo de lo que parece. Lo que pasó fue que se vieron, de nuevo, las diferencias que existen entre Santos y Uribe.

¿A quién puede sorprender que se ventilen dos posiciones distintas sobre el proceso con las farc?
Si Santos cree en la negociación en medio de la guerra, y Uribe sostuvo, y sostiene, que el cese de las acciones criminales de esa organización terrorista es una condición inamovible para sentarse a conversar, puede alguien extrañarse de que tales visiones se hayan repetido en la Asamblea de la U?

Y si el expresidente criticó con dureza el marco jurídico para la paz, como lo hizo durante el proceso de su discusión en el Congreso, que el Presidente defiende desde sus orígenes, tiene algo de raro que se hayan enfrentado, otra vez, esos dos puntos de vista?

Como igual sucede con otros temas, lo que hay que hacer es no tapar el sol con las manos y registrar que estamos frente al abc de la democracia: el gobierno gobierna y la oposición hace oposición.

Vivimos en un escenario caracterizado por el debilitamiento de las colectividades tradicionales, el nacimiento de organizaciones débiles que no han logrado consolidarse, y el rechazo de la gente a los partidos.

Esta realidad aconseja buscar, hasta cuando resulte posible construir una nueva institucionalidad pública, la estructuración de propuestas claras para que la gente decida quién va al gobierno y a quién le corresponde la oposición.

La asamblea del partido de la U sirvió para empezar a mostrar lo que será el perfil de la próxima batalla política.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar