¿Farc 2.0?

Rosa María Agudelo Ayerbe

Gran revuelo ha causado la revista Semana con su artículo sobre la refundación de las Farc. Sin duda es crítico para el país que cerca de 1.400 de sus excombatientes, apoyados por aproximadamente 4.000 milicianos, estén otra vez delinquiendo.

Sin embargo, no comparto que el debate gire en torno a si son o no unas “nuevas” Farc. Tampoco creo que sea hora de volver sobre el tema de si los acuerdos fueron buenos o malos.

Estos enfoques nos alejan de las razones objetivas del problema y por lo tanto de las verdaderas soluciones. Hay varias realidades que no podemos desconocer.

El país nada en coca, actualmente hay sembradas 220.000 hectáreas. El precio internacional está por las nubes y el dólar a un muy buen cambio.

¿Quiénes quieren quedarse con el negocio? Todo el mundo de la delincuencia, incluyendo excombatientes de las Farc. Tengamos en cuenta estos otros aspectos.

A cada guerrillero desmovilizado se le ofreció un salario mínimo y 10 millones de pesos para un proyecto productivo.

Sin bien se ha venido cumpliendo con los salarios, los proyectos no han arrancado. El cartel de Sinaloa está ofreciendo entre 2 y 8 millones de pesos mensuales para quienes ingresen a sus filas.

Sin duda, los excombatientes son prospectos excelentes pues saben del negocio. En esta puja también compiten excomandantes de las Farc que no ingresaron al proceso y a los que el gobierno tampoco les prestó atención.

La situación de Colombia es crítica, el narcotráfico está más vital que nunca y hay que combatirlo con determinación sin importar el nombre de los nuevos carteles o los antecedentes de sus integrantes.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar