Iván Cancino

Compensaciones históricas

Iván Cancino

De economía sé poco, de historia quizás tampoco tanto, pero lógica, algo tengo. En días pasados la vicepresidenta de la República, Francia Márquez, propuso que la deuda externa de países que fueron colonizados y/o esclavizados fuera condonada y me perdonan, pero tiene toda la razón.

Si bien es cierto que utilizando las herramientas propias del derecho interno de estos pueblos o el aplicable en materia internacional es imposible, si se usaran criterios y contenidos de reglas generales y universales, esta compensación estaría a todas luces ajustada.

Varios países europeos pudieron progresar y desarrollarse gracias a la explotación de recursos que hicieran de sus colonias en África y América, extracción de minerales, dinero, venta de esclavos, y en últimas, cosificación del ser humano, como la explotación de mano de obra sin remuneración alguna ni prestaciones o contratos de trabajo o nada parecido, fueron algunos de los actos que tuvieron que sufrir nuestros antepasados.

Si no se condona la deuda externa, entonces habría que pensar en un “Plan Marshall” como el que se llevó a cabo después de la segunda guerra mundial y que logró en tan solo 4 años la recuperación de Europa Occidental, claro, con el objetivo de que el comunismo no se propagara, pero cumplió más allá de lo esperado: una recuperación exitosa y fortalecimiento de países como Alemania. Entonces ¿por qué no recibir ayudas económicas para nuestro desarrollo como compensación de casi 500 años de explotación?

Quienes se burlan de estas propuestas a lo mejor deberían profundizar un poco más en la economía a través de la historia y sobre todo en la lógica.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar