La labor de Brayan David Quiñones en la Comuna 15 La labor de Brayan David Quiñones en la Comuna 15

Cali, julio 22 de 2024. Actualizado: lunes, julio 22, 2024 22:11

TEMAS DESTACADOS:

Cambios en su entorno

Desafiando la violencia e instaurado la paz: la labor de Brayan David Quiñones en la Comuna 15

Brayan David Quiñones es un líder social de la Comuna 15 de Cali, conocido por su incansable labor comunitaria y su determinación para transformar su entorno.

Quiñones llegó al asentamiento Brisas de las Palmas a la edad de 10 años, en un momento en que la comunidad apenas se estaba formando.

A lo largo de su niñez, experimentó de primera mano la violencia entre pandillas que caracterizaba su barrio.

Los enfrentamientos entre estas facciones eran constantes, y Brayan y sus amigos a menudo se encontraban en medio de estos conflictos mientras jugaban en las calles.

El ambiente de violencia y la pérdida de muchos de sus amigos debido a la guerra de pandillas llevaron a Brayan a cuestionarse por qué no había presencia de organizaciones de la sociedad civil o entidades gubernamentales que trabajaran para mejorar su comunidad y garantizar los derechos de sus habitantes.

La problemática del barrio, que incluía desplazamiento intraurbano, violencia y carencias básicas, lo impactó profundamente, motivándolo a buscar una manera de hacer una diferencia significativa.

Durante sus años escolares, Brayan comenzó a investigar qué carrera podría proporcionarle las herramientas necesarias para trabajar en beneficio de su comunidad.

Fue así como decidió estudiar Trabajo Social, una elección que le permitió adquirir conocimientos y habilidades para abordar y transformar los problemas sociales de su entorno.

La situación en el barrio se agravó durante la pandemia, lo que incrementó su determinación de ser un agente de cambio en su comunidad.

Grupo Juvenil Renovando Nuestro Territorio


En este contexto, Brayan fundó el Grupo Juvenil Renovando Nuestro Territorio, una organización compuesta por jóvenes víctimas del desplazamiento forzado que comparten el deseo de vivir en paz a través de acciones comunitarias.

Brayan fue reconocido como líder del grupo debido a sus habilidades y capacidades para guiar a los demás.

Desde sus años escolares, ya había demostrado ser un líder nato, aunque nunca le interesó ocupar cargos formales como representante de salón.

Su influencia en sus compañeros era evidente y su voz era decisiva en la toma de decisiones.

El trabajo comunitario de Brayan en Brisas de las Palmas incluye una variedad de actividades, desde la limpieza y embellecimiento del barrio hasta la organización de ollas comunitarias y refuerzos académicos para niños y adolescentes con dificultades escolares.

Además, participó en la estrategia de reincorporación comunitaria derivada del Acuerdo de Paz de 2016, donde formó parte del equipo movilizador representando los intereses de su comunidad.

También estuvo involucrado en proyectos de participación ciudadana, como la elaboración de una agenda juvenil que aborda problemas como la salud, la educación, la participación ciudadana, el desarrollo económico y el derecho a la ciudad. Esta agenda busca influir en el plan de desarrollo 2024-2027.

Superar la violencia y generar transformación

“Mis obstáculos han sido mis propias motivaciones. Porque me doy cuenta de que yo no puedo salvar al mundo, pero sí cambiar mi entorno inmediato donde a diario sobrevivo.

Porque muy claro está, que en estos lugares las personas no tenemos tiempo para vivir, todo el tiempo estamos en guerra por no desfallecer y sobrevivir”, afirmó Brayan.

A lo largo de su trayectoria, Brayan enfrentó numerosos desafíos. Uno de los mayores obstáculos es la violencia constante en su entorno, que dificulta la realización de actividades comunitarias y la participación de los residentes.

Además, la falta de apoyo institucional es un problema recurrente, obligando a Brayan y su grupo a trabajar con recursos limitados. A pesar de no recibir remuneración por su labor, su pasión por ayudar a su comunidad lo mantiene motivado.

Brayan aseguró que, “por parte de los obstáculos, estos son muchos, en primera instancia está el contexto violento del sector. También, es difícil trabajar sin apoyo de la institucionalidad para fortalecer nuestra incidencia dentro del barrio, es decir, que nos toca solos, con las garras. Entre aciertos y desaciertos hemos logrado salir adelante, en últimas todos esos obstáculos y desafíos son los que nos permiten crecer y empoderarnos”.

Agregando que “otro de los obstáculos es que, han llegado personas y organizaciones que han querido instrumentalizarnos, han querido aprovecharse del trabajo que hacemos y lucrarse ellos. Entonces, eso desmotiva, porque si bien es un trabajo por el cual no estamos recibiendo dinero, pero que sí hay maneras de generar ingresos mínimos para subsistir, como es posible que otros vengan y se aprovechen de ello”.

Unir y fortalecer a la Comuna 15


Brayan y su grupo logró que la comunidad participe activamente en las actividades que organizan, lo cual es un indicador del impacto positivo de sus iniciativas. Las redes de apoyo creadas a través de estas actividades fortalecieron el tejido social del barrio.

En momentos de tensión, las fronteras invisibles que dividen el sector desaparecen, permitiendo una mayor cohesión social.

La comunidad reconoce el valor de su trabajo y se mantiene comprometida, buscando siempre retomar las labores cuando las circunstancias lo permiten.

La relación de Brayan con la comunidad es compleja. No todas las personas se muestran dispuestas a involucrarse en actividades comunitarias, pero Brayan logró construir y fortalecer estas relaciones al identificar problemas comunes y buscar soluciones colectivas.

La participación de la comunidad en sus iniciativas es clave para el éxito de sus proyectos. Además, estableció colaboraciones fructíferas con otros líderes y organizaciones que comparten su visión y compromiso social, a pesar de las dificultades para encontrar aliados sinceros.

Brayan David Quiñones continúa trabajando incansablemente para mejorar su entorno inmediato en la Comuna 15.

Su liderazgo y dedicación son un ejemplo de cómo la perseverancia y el compromiso pueden generar cambios significativos en comunidades afectadas por la violencia y el abandono.

A medida que sigue enfrentando desafíos, Brayan se mantiene enfocado en su misión de transformar su barrio, demostrando que incluso en los entornos más difíciles, es posible hacer una diferencia

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2024. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: