Cali, octubre 26 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

El sector industrial colombiano experimentó una nueva mejoría

PMI Davivienda para el sector manufactura

El sector industrial colombiano experimentó una nueva mejoría de las condiciones operativas en agosto, aunque solo marginal en términos generales. El crecimiento de la demanda de los clientes se debilitó ante la prolongada crisis provocada por la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), lo que implicó otra contracción de los nuevos pedidos. A pesar de ello, el ritmo de reducción fue mucho más lento que las caídas sin precedentes observadas en abril y mayo.

Las empresas continuaron recortando puestos de trabajo ante el impacto sostenido de la COVID-19 y la correspondiente pérdida de ingresos, que las llevó a intensificar las medidas encaminadas a reducir costos. Por su parte, la inflación del precio de los insumos se moderó en comparación con la cifra de julio, si bien permaneció por encima del promedio de la serie. En consonancia con el aumento de los costos, las empresas aumentaron también los precios de fábrica, aunque al ritmo más lento en tres meses.

El Índice de Gestión de Compras (PMI™) del sector industrial colombiano de Davivienda, ajustado por factores estacionales, disminuyó de 54,2 puntos en julio a 51,2 en agosto, lo que indicó una nueva mejoría mensual del sector industrial. En efecto, el crecimiento general se debió a la expansión de la producción tras la reanudación de las operaciones de los industriales. Sin embargo, el ritmo general de mejoría fue tan solo marginal y se debilitó notablemente en comparación con la lectura de julio.

Caen pedidos

Según las empresas, la debilidad de la demanda y el cierre continuado de los negocios de sus clientes propiciaron una nueva caída de los nuevos pedidos en agosto. Aunque el ritmo de contracción fue mucho más débil que la caída récord de abril, el indicador disminuyó por cuarta vez en los últimos seis meses.

En lo que respecta al empleo, como viene repitiéndose en los últimos cuatro meses, las contrataciones disminuyeron en agosto. En efecto, las empresas destacaron en general que la caída de los ingresos y las iniciativas orientadas a ahorrar costos se tradujeron en despidos de personal. Así, la fuerza laboral se contrajo marginalmente, aunque a un ritmo ligeramente más rápido. Por su parte, los pedidos atrasados volvieron a reducirse, ya que las empresas afirmaron contar con capacidad suficiente para completar los trabajos pendientes.

En relación con el futuro, las empresas del sector industrial de Colombia destacaron la mejoría de la confianza empresarial (expectativas de producción) a mitad del tercer trimestre, gracias a la expectativa de que la flexibilización de las restricciones vinculadas con el virus continúe. Por otra parte, las previsiones de captación de nuevos clientes fortalecieron la confianza de otras compañías.
De esta forma, el grado de optimismo fue sólido en términos generales, a pesar de permanecer por debajo del promedio de la encuesta.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: