Cali, febrero 17 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Una plataforma que intermedia servicios privados de movilidad colaborativa

Los 7 mitos de Uber que todos los ciudadanos deben romper

Ante las declaraciones del Ministerio de Transporte, emitidas por los medios de comunicación hoy 14 de enero de 2020, desde Uber aclaramos los siguientes mitos que todos los ciudadanos deben romper sobre esta situación en el país:

1. Uber escogió irse: El 31 de enero, la fecha en que Uber anunció que dejará de funcionar en Colombia, no es por decisión propia, sino por dar cumplimiento al fallo del juez de la SIC que obliga a la compañía a cesar, exigencia que sólo se hace a Uber y no a las demás apps de movilidad colaborativa disponibles en Colombia, creándose así distorsiones en el mercado.

2. Uber es ilegal y por eso se va: Lo relacionado con la modalidad del servicio tecnológico que presta la aplicación de Uber desde el exterior, que se hace al amparo del ordenamiento jurídico, ya fue reglamentado por el Congreso a través de la Ley 1819 de 2016 y definido por la Dirección de Aduanas Nacionales mediante la Resolución 51 de 2018, normas bajo las cuales se le impuso a la aplicación de Uber la obligación de pago de impuesto por “los servicios prestados en el exterior” que la misma presta desde el exterior.

Uber no está en situación de ilegalidad: Estamos desde hace 6 años, en un escenario de no reglamentación del servicio prestado usando la aplicación, que nos trajo al escenario actual pese a las reiteradas solicitudes y manifestaciones de Uber de colaborar para la definición de una regulación. Ya estas reglamentaciones se han dado en otras 150 jurisdicciones en el mundo, que han reconocido una categoría diferente como solución a este reto tecnológico.

Actuamos al amparo de normas constitucionales, del principio de neutralidad de red, del derecho de acceso a internet, la ley tributaria nacional y el principio de confianza legítima.

Las normas de transporte que se invocan por parte de la Ministra de Transporte fueron expedidas en 1996, cuando las aplicaciones no existían y dado lo explicado, no son aplicables a modelos de negocio como el de las plataformas tecnológicas.

3. Uber es igual a taxi: Uber NO presta servicios de transporte público individual de pasajeros tipo taxi, como erróneamente lo establece el fallo de la SIC. Uber es una plataforma que intermedia servicios privados de movilidad colaborativa y debería constituirse, en razón de su modelo, en una empresa diferente a las establecidas para los servicios de transporte tradicionales. La tasa de servicio que cobra Uber a los socios conductores corresponde al pago que este hace por el uso de la plataforma y los servicios que la misma le presta a dicho socio conductor. La base de los ingresos de la aplicación es el servicio tecnológico, no el servicio de movilidad, que es prestado por el socio conductor.

4. Las apps deben cumplir los marcos legales existentes: Las normas de transporte tradicional deben modernizarse. Las normas sobre movilidad deben evolucionar y no tratar que la innovación se ajuste a marcos legales que existen antes que las aplicaciones existieran.

5. Las 25 plataformas que ya hicieron lo que Uber no ha querido: Ni Beat, Didi, Cabify, InDriver o Uber hacen parte de la lista de 25 aplicaciones mencionadas por la ministra en el artículo titulado “Las 25 plataformas que ya hicieron lo que Uber no ha querido” en El Tiempo el día de hoy, porque son un servicio diferente, precisamente la opción de movilidad colaborativa es lo que hace falta reglamentar.

6. Uber y las aplicaciones no tienen seguros: Todos los viajes solicitados a través de la app de Uber en Colombia están asegurados con Allianz Seguros. Las coberturas de las que gozan los viajes hechos usando de la aplicación de Uber son Responsabilidad Civil para los ocupantes y para terceras personas que puedan resultar afectadas de un accidente; y accidentes personales que protege a los ocupantes del vehículo durante un viaje de Uber incluyendo incapacidad, primeros auxilios, gastos médicos, auxilio exequial y fallecimiento accidental.

7. Por qué Uber no usa placas blancas: Actualmente los carros de placas blancas permiten prestar servicios a grupos de usuarios limitados por la misma reglamentación tales como empresas, colegios, estudiantes, turismo y hospitales, con contratos pre registrados y en zonas específicas aprobadas por el Ministerio de Transporte, lo que deja por fuera a los miles de usuarios individuales que buscan una alternativa de movilidad flexible y accesible en cualquier momento y lugar.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

“No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones.”
Jorge Bucay, psicoterapeuta argentino.
PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: