La joya arquitectónica que engalana el centro histórico de Cali

Cali, diciembre 2 de 2022. Actualizado: viernes, diciembre 2, 2022 17:00

TEMAS DESTACADOS:

Un viaje en el tiempo a través del Edificio Coltabaco

La joya arquitectónica que engalana el centro histórico de Cali

HIPÓLITO MURILLO C.
Consultor en Comunicaciones y Publicidad Diario Occidente

Después de habérsele dado cumplimiento a la ley 163 de 1959, el Centro Histórico de Cali fue declarado Bien de Interés Cultural, sector urbano de Ámbito Nacional.

Con motivo de esta celebración, nos adentramos en el edificio Coltabaco, uno de los íconos de esta zona de la ciudad.

No hay duda, es una de las edificaciones más emblemáticas del Centro Histórico de Cali, declarado desde hace 60 años como Patrimonio y Monumento Nacional.

Un edificio de vistosa y llamativa arquitectura, con detalles estéticos que sorprenden y enamoran, como lo es la estructura de su fachada, con esos 16 románticos balconcitos distribuidos en sus dos últimos pisos -en su frente y al costado derecho de la edificación- y de donde se tiene una bellísima visual de este sector céntrico de la ciudad.

Por un lado, La Ermita y sus alrededores, y por el otro, el Puente Ortíz, el Río Cali, el CAM y el Paseo Bolívar.

Fachada además, que en las noches brilla con particular encanto, con ese efecto apacible y luminoso. Una gran atracción.

Estructura interior
La edificación, sólida, imponente y bien conservada, guarda en su interior características arquitectónicas propias, que se complementan con la exquisita forma de su fachada y que, según los expertos, está inspirada en el estilo renacentista español y arte mudéjar.

En todos sus cuatro pisos se observan variedad de detalles decorativos, incrustados con sobriedad y buen gusto.

Un conjunto de expresiones artísticas que impactan por su creatividad y sencillez, en puertas, pisos, paredes, ventanas, techos y pasillos; todo ello, aunado al elegante diseño y el destello de sus lámparas de araña y de otros estilos, nos hablan de un pasado que vive en el presente.

Ubicación
Una obra enclavada en pleno corazón de la ciudad -junto al tradicional Edificio Pielroja- que con el templo de La Ermita, el Parque de los Poetas, el Teatro Jorge Isaacs, el Puente Ortíz, El Puente España, La Plaza de Caicedo, el Río Cali y el estar cerca del Centro Administrativo Municipal CAM, se constituye en la puerta de entrada al mayor atractivo ambiental y turístico de la Cali urbana de hoy: El Bulevar del Río, esa amplia y moderna avenida peatonal, apacible, nutrida de árboles, sin tránsito vehicular, con vigilancia y seguridad permanente, engalanada además con el suave murmullo del Río Cali y el hermoso trinar de las aves que tienen allí su hábitat.

El Bulevar, su complemento
El Edificio Coltabaco y el Bulevar se complementan el uno al otro, pues ambos tienen sus propios atractivos y los dos son referentes. El uno es la entrada vistosa, elegante y romántica, y el otro es el espacio ideal para la pausa laboral y el reposo en horas del mediodía; y hasta para disfrutar de un alimento y sestear bajo los árboles.

Es el lugar de encuentro para dialogar y caminar sin afanes bajo un sol cálido o a la sombra, y con esa suave y fresca brisa, tan característicos de los atardeceres caleños.

 

Perfil y breve reseña
Según los historiadores, el diseño y la construcción del Edificio Coltabaco, inicialmente llamado Edificio El Puente, estuvo a cargo del arquitecto Guillermo Garrido Tovar, oriundo de Santander de Quilichao.

La obra, construida en lo que en aquella época era una alameda -lugar mezcla de paisaje natural de muchos árboles, plaza y parque- es un valioso legado de la Compañía Colombiana de Tabaco.

Su construcción, de tres pisos y sótano, se inició en 1934 y fue terminada en 1936. En este mismo año, sábado 25 de julio, se llevó a cabo su inauguración para celebrar los 400 años de fundación de Santiago de Cali. Posteriormente, en 1950, se construyó el cuarto piso, guardando similitud en su diseño y estructura.

Una gran reliquia,su ascensor
Entrar al Edificio Coltabaco es como entrar, de súbito, a otra época, a un pasado lejano, distante. Su ingreso es a través de una gruesa reja de hierro.

En su interior, se observan mil detalles que sorprenden. Pero lo que más llama la atención, es la estructura de su ascensor, toda una reliquia histórica que causa una gran curiosidad y admiración.

Experiencia única
El ascensor, arriba de su gruesa puerta de ingreso, tiene incrustado en la pared un indicador con la forma de la mitad de un reloj, con una manecilla que gira indicando su movimiento.

La puerta, por dentro, tiene gruesos cables que se entrecruzan. Subirse por primera vez allí -reitero- no deja de ser inquietante.

Pero es una experiencia única porque este ascensor es parte importante de una joya arquitectónica que ciertamente engalana el patrimonio histórico de la ciudad y, además, es orgullo de los caleños.

Sube y baja muy orondo
Hoy, como todos sabemos, los modernos edificios están dotados de ascensores con una sofisticada tecnología, que no solo reducen el tiempo de desplazamiento sino que llenan las expectativas en cuanto a seguridad y rapidez, y con cabinas de paredes acolchadas. Lo curioso de este ascensor, con más de 80 años de uso, y al igual que los ascensores jóvenes, sube y baja muy orondo, y tiene fama de que muy pocas veces ha tenido problemas o contratiempos mecánicos, resultado de un continuo y acucioso mantenimiento.

Cuentos y Leyendas
Alrededor del Edificio Coltabaco, como sucede con muchas edificaciones y monumentos que conforman los centros históricos, se tejen muchas leyendas e historias; testimonios sobre episodios, anécdotas y hechos paranormales, como fantasmas, ruidos, murmullos y silbidos inexplicables -incluso en las horas del día- o de puertas que se abren y se cierran solas.

Muchas versiones que hacen parte de la historia misma del edificio pero que no dejan de ser leyendas entretenidas que llaman a la curiosidad, y que responden a la “chispa”, el ingenio y el buen humor de los caleños.

Buen gesto y propósito
El 15 de marzo de 2016, el Edificio Coltabaco fue donado al Municipio de Santiago de Cali por parte de la compañía Celsia, con el fin de ser destinado a actividades culturales y de protocolo.

Un valioso aporte que la Administración Municipal ha sabido aprovechar, pues allí, en el segundo piso, tiene su sede la Secretaría de Turismo de Cali.

También están ubicadas, en el tercero y cuarto piso, algunas oficinas de la Secretaría de Desarrollo Económico y la Secretaría de Educación Municipal.

Además, y esto es una buena noticia para la ciudad, la Alcaldía de Cali ha determinado un amplio espacio -sótanos y primer piso- para la sede del Museo de Memoria Histórica del Conflicto y la Reconciliación del suroccidente colombiano, un proyecto loable con una misión social de especial importancia, que se iniciaría a partir del próximo mes de julio.

Otro de los atractivos del Centro Histórico de Cali es La Calle de la Escopeta. Según relatos de antaño en este lugar fue hallada, hace muchos, una escopeta y de ahí viene tan icónico nombre.

 

La iglesia San Francisco hace parte de un complejo religioso construido en el siglo 18. Atrás, se encuentra la gran deficiación de la Corficolombiana, uno de los contrastes que ofrece el Centro Histórico.

 

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: