Cali, octubre 22 de 2019. Actualizado: martes, octubre 22, 2019 02:13

TEMAS DESTACADOS:

A la tarima con Valverde

Francia Elena y la orquesta D Caché: 25 años

UMBERTO VALVERDE
ESPECIAL DIARIO OCCIDENTE

El comienzo de todo el movimiento femenino de orquestas en Cali fue Gaviota, grupo musical al cual fue presentada Francia Elena Barrera por Arturo Giraldo. Ahí estaban Olga Lucía Rivas, María Fernanda Múnera, Diana Vargas, Patricia Bonilla, María Cristina Mafla, Elizabeth Torres, Martha Inés Jaramillo y Alejandra Obando. Trabajaban en el Zaguán del Viejo Conde, un lugar fundado por Gerardo De Francisco. Grabaron un sencillo: Diana Vargas cantaba “Como amantes” y Francia Elena “el hombre que yo amo”.

Caracol las puso a sonar. Sony Music propuso grabarlas con un nuevo nombre: Son de Azúcar. El primer elepé estuvo bajo la dirección musical de Willy Salcedo. Realizaron giras por Perú, Ecuador, México, Estados Unidos, Canadá, Francia, Suiza e Inglaterra.

Compartieron tarimas con orquestas famosas de la salsa y este ciclo culminó en un concierto en el Madison Square Garden, al lado del grupo Niche y Guayacán

Con el éxito vinieron los roces entre mujeres jóvenes y ambiciosas. Fue así como se produjo la división de Son de Azúcar.

Por un lado, Canela, bajo la dirección de María Fernanda Múnera, por otro, Francia Elena, quien crea la Orquesta D Cache. También Diana Vargas conforma su propia agrupación con el apoyo de

Armony Records.
Francia Elena cantaba desde niña impulsada por su madre, Ofelia Lerma de Barrera. A los 16 años entró a estudiar al Instituto Popular de Cultura. En 1977 hizo parte de un grupo llamado Los Halcones. Después pasó a Serranía y también por Renacer Colombiano.

Encuentra la salsa en Son de Euterpe en 1986. Su madre muere y deja de cantar. A los seis meses se casa con José Norbey Arias, su novio de adolescencia y queda embarazada. Nació Diana María, quien hoy es una gran jazzista y vive en Buenos Aires, Argentina.

En su etapa de Son de Azúcar se creó una división con Diana Vargas. María Fernanda Múnera quería más protagonismo y le propuso a Francia Elena que crearan una orquesta por aparte. Finalmente la organizaron, con el nombre de D Cache, pero María Fernanda reventó a los tres meses y le notificó que ya no estaría más con ese grupo.

Luis Carlos Ochoa le ayudó durante seis meses y después Félix “Shakaito” Suárez, músico venezolano, ex pianista de Guayacán.

Por un tiempo María Fernanda utilizó el nombre de Mujeres D Cache, mientras que Francia Elena usaba Orquesta D Cache con Francia Elena.

En 1994 grabó un elepé en donde puso a sonar el tema Reina Rumba, nombre acogido del libro de Umberto Valverde sobre Celia Cruz. También incluyeron el tema Tu corazón de Piedra. Por su gerencia de Chucho Ramírez aceptaron hacer merengue, que se encontraba muy fuerte en ese entonces.

Le pregunté a Francia Elena sobre la diferencia entre el toque masculino y femenino. Al respecto, me decía: “Los hombres tocan con más fuerza”.

“Un espacio que no podemos perder”

-¿Francia, cuál es tu balance de estos 25 años?
-Ha sido un recorrido donde hemos luchado y aprendido mucho. Pero todavía hay mucho por hacer. Claro, contenta por haber sido parte de ese movimiento de pioneras en la salsa femenina. Queremos aprender y seguir vigentes, es nuestra pasión y nuestra vida. Que podamos grabar mejores canciones y letras.

-¿Cuéntame cómo era Gaviota cuando llegaste a esa agrupación?
-Cuando llegué hasta Olga Lucía, la directora, Diana Vargas, Zulma, Fernanda Múnera, Sandra Bonilla en el piano, Mónica Mafla en el timbal. Teníamos en promedio 20 años. Al comienzo tocábamos mucha música de Oscar de León y de Celia Cruz. Yo cantaba Melao de Caña. Hacíamos tropicales, y muchas canciones de Celina.

-¿El festival de orquestas fue una plataforma?
-Era una vitrina, venía mucho turismo y empresario. Éramos afortunadas, por ser pioneras, nos abrían las puertas y Cali era muy salsera. Por supuesto, nos dio la oportunidad de compartir tarima con las orquestas famosas de Cuba y Puerto Rico, todo un orgullo estar cerca de los grandes salseros .

-¿Ustedes ensayaban?
-Ensayábamos dos veces por semana. A veces iban amigos músicos y les daban clases a las percusionistas. Yo no tuve la fortuna de ser cercana a María del Carmen, pero otras músicas si lo hicieron, recibieron clases con ella.

-Por ese entonces Luz Dary Zuñiga era una de las primeras soneras….
-Yo reemplace a Luz Dary Zuñiga en Son de Eurterpe. Salí de este grupo para ir a Gaviota. A mí me llamó Eliécer, uno de los cantantes, yo le dije que no era salsera, y me tocó que aprenderme el reportorio .

-¿Qué generó esa economía emergente de los años ochenta respecto del surgimiento y permanencia de las orquestas femeninas?
-Esa economía hizo florecer muchas orquestas. No de manera directa, pero habían muchas fiestas privadas, te llamaban de un día para otro para ir a tocar. De eso se beneficiaron todas las orquestas caleñas  y no se puede negar, más allá de las implicaciones sociales que produjo.

-Juanchito era un centro de la rumba, promocionado por Larry Landa. ¿Lo conociste?
-No, no lo conocí directamente. Tocamos muchas veces, cuando me retiré de Son de Azúcar lo hice en la tarima del Festival de Juanchito. Fabio Larrahondo tituló en Occidente: “Se amarga Son de Azúcar”.

-¿Cómo ha sido este proceso con Gilberto Santa Rosa ?
-Ha sido una experiencia muy buena, un gran aprendizaje musical. Nos hemos ganado ese reconocimiento de estar a su nivel, por la exigencia de los arreglos, por el director musical de Gilberto, Johnny Torres, bajista. Nos pulía en todo sentido.  
 
 -Hoy sobreviven D Cache y Canela, hay otra orquesta femenina y muchas en orquestas mixtas ¿Cómo analizan todo esto?
-Hay una renovación de las mujeres con la salsa. Hay un empoderamiento, algunas se retiraron, pero están volviendo, las nuevas generaciones. Puede que no sea el mismo formato, a esta altura de la película es gratificante el espacio de las mujeres, que nos ganamos, y que no podemos perder. D Cache ha sido una plataforma, muchas pasaron y se fueron a construir otro proyecto.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar


Suscríbete a nuestro boletín de noticias, ¡Es gratuito!


“Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela.”
Pitágoras de Samos, filósofo y matemático griego
PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2019. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: