Greenpeace desembarca en Colombia con un llamado a la acción por la biodiversidad del Pacífico Greenpeace desembarca en Colombia con un llamado a la acción por la biodiversidad del Pacífico

Cali, mayo 22 de 2024. Actualizado: miércoles, mayo 22, 2024 09:48

TEMAS DESTACADOS:

Recorren miles de kilómetros trazando autopistas de esperanza

Greenpeace desembarca en Colombia con un llamado a la acción por la biodiversidad del Pacífico

Greenpeace culminó su expedición a bordo del Arctic Sunrise por el Pacífico colombiano.

Fueron siete días de travesía en el santuario de Flora y Fauna Malpelo con resultados que alertan la preocupante presencia de plásticos contaminando el ecosistema marino, incluso en áreas protegidas.

Era la primera vez que el emblemático buque de Greenpeace tocaba la costa colombiana. Malpelo, el escenario perfecto de un encuentro postergado y en deuda con un territorio biodiverso, poco explorado y muy abandonado.

Tal vez esa mirada esquiva de todos hacia esta zona, es la que hoy le permite mantenerse virgen, intacta y hermosa.

En el Pacífico hay territorios que poco han sido tocados por la mano humana y eso pareciera ser el mayor beneficio de su existencia.

Greenpeace, el gran defensor de los mares, es una organización que busca generar un movimiento en donde los protagonistas sean las personas comunes y corrientes, no los políticos ni los empresarios, exclusivamente la gente.

Aunque su lucha pareciera un encuentro más de David y Goliat, su historia es la sumatoria de pequeñas y a la vez gigantes victorias a bordo de 2 veleros, el Rainbow Warrior y el Witness y un rompe hielo, el Arctic sunrise, con los que han logrado sus conquistas paso a paso, gota a gota, en medio de la inmensidad del mar.

Así lo demostraron en el año 2013 donde lograron que más de 7 millones de personas alrededor del mundo, le exigieran a las petroleras que no perforaban el Ártico en busca de petróleo, que no destruyeran el hogar del oso polar, un mandato anónimo y multitudinario que tuvieron que acatar.

No portan armas, no atacan, no amenazan, sólo los acompaña la convicción de que el mundo puede ser mejor. Una idea que sale desde el corazón, pero que los enfrenta a poderosos y peligrosos adversarios a quienes el interés de un negocio tan rentable como es la explotación de los recursos de la tierra, convierte a Greenpeace en un fastidioso obstáculo en su camino.

Historia

Un 15 de septiembre de 1971, partió la primera embarcación de Greenpeace de Vancouver, Canadá, para parar las pruebas nucleares que se estaban realizando en la isla de Amchitka, Alaska.

Las personas que fundaron Greenpeace eran activistas antinucleares, canadienses y objetoras de conciencia estadounidenses.

La noticia llegó a todos los rincones del planeta y en febrero de 1972 la Comisión de Energía Atómica de EEUU anunció que no se harían más pruebas en Amchitka.

A través de su página www.greenpeace.org, relatan como por más de 50 años han bloqueado y puesto fin a pruebas nucleares y al vertido de desechos tóxicos en el mar, han estableciendo una base en la Antártida presionando por la protección de este continente mediante el Tratado de Océanos.

Han investigado a las grandes corporaciones contaminantes; han logrado poner fin a la era del carbón en países como España, se han interpuesto entre las ballenas y los arpones balleneros para protegerlas y junto a comunidades y aliados de todo el mundo han luchado para asegurar un futuro justo, verde y pacífico.

Todo con la tranquilidad de no haber recibido nunca un solo centavo de ningún gobierno y de vivir gracias al aporte de millones de seres en el mundo que sueñan como ellos con un futuro verde y pacífico.

Greenpeace tiene presencia en el mundo hace 52 años y en Colombia hace 15, y aunque parecen muchos son pocos ante tantos años invertidos en querer destruir el medio ambiente.

Llegada a Buenaventura

Greenpeace siempre escoge como puerto de llegada lugares donde tienen representación y coincidencialmente el Artic Sunrise estaba por el Pacífico haciendo su ruta habitual.

“Veníamos de Galápagos y logramos tener un espacio para que viniera este barco a Colombia y empezar a evidenciar las problemáticas ambientales que tiene el Océano Pacífico, para ver qué cosas son las que más lo están afectando pero también para reconocer la gran biodiversidad que tenemos. Este lugar es considerado como una de las zonas más biodiversas del mundo, el 95% del tiempo está lloviendo y el Chocó biogeográfico es muy relevante a nivel planetario para todo lo que tiene que ver con la regulación del clima, por eso esta visita es una gran oportunidad” explicó Tatiana Céspedes, coordinadora de campañas de Greenpeace Colombia.

Son muy significativos los logros que han tenido en nuestro país y que han liderado acompañados de seguidores, socias y socios, voluntarios, activistas, aliados y personas que aman la causa ambiental: La aprobación del proyecto de ley que establece la reducción gradual de la producción y el consumo de plásticos de un solo uso, la ratificación del Acuerdo de Escazú, el primer tratado sobre ambiente y derechos humanos que busca proteger a las personas defensoras del ambiente y prevenir los conflictos ambientales, la Declaratoria de Emergencia Climática para Bogotá, la ley que prohíbe el asbesto, un logro que impulsaron siendo parte del movimiento #ColombiaSinAsbesto, la prohibición de la actividad minera en el Páramo de Pisba, después de más de cinco años de trabajo junto a comunidades del departamento de Boyacá, entre muchas otras que aún siguen su curso.

Malpelo

De Buenaventura la expedición partió para Malpelo, una isla perdida en el tiempo pero llena de vida. Así la describe Felipe Ladino, ecólogo de la Fundación Malpelo, quienes han trabajado por la preservación de ésta hábitat, la protección de las especies y su gran logro que fue haber transformado este destino pesquero en un área marina protegida.

Actualmente avanzan en la protección de un ecosistema recientemente descubierto, llamado los montes submarinos que son cordilleras que no alcanzan a salir a la superficie.

Es un hábitat con mucha fauna, como un oasis en un desierto, un ecosistema clave que se debe proteger.

¿Cómo ayudar?

Para Diego Salas, Director de Programas Greenpeace Andino, el activismo cambió. De la misma de la misma manera que se democratizó el acceso a la información, se democratizó la manera de ser activista.

“Lo que se necesita justamente es gente movilizada por una causa, pero la movilización entendida desde cualquier aspecto de la vida. Greenpeace económicamente necesita el apoyo económico de las personas obviamente, necesita de pequeñas donaciones mensuales que nos permitan llevar adelante el trabajo, pero al mismo tiempo necesitamos del involucramiento de la gente en cuanto a nuestras campañas.

Puedes ser voluntario donando tu tiempo, pero también te puedes quedar en casa y moverte a través de las redes sociales presionando para las diferentes campañas.

Ahora mismo se puede apoyar presionando para que se exija la firma del Tratado mundial de plásticos, un tratado que permitirá promover cambios legislativos en el ámbito nacional que ayuden a frenar la producción de residuos desde su origen, asignar responsabilidades a las empresas contaminantes y ofrecer alternativas basadas en la reutilización.

Lograrlo sería poner un alto a la contaminación plástica desde su origen y cuidar sitios únicos y delicados donde habitan infinidad de especies.

Si quieres aportar tu firma a esta causa ingresa HAZ CLIC AQUÍ

“Todos podemos ser parte de la solución”

Sofía Gómez, la apneista colombiana, hizo parte de la expedición en Colombia.

“Desde pequeña siempre veía Greenpeace y decía: algún día quiero ser parte de ese trabajo que hacen y cuando me invitaron sin pensarlo dije que sí, soy muy feliz de poder estar acá. Espero aportar para que Colombia se vuelva un país mucho más consciente del problema de contaminación por plástico y saber que todos podemos hacer parte de la solución. El plástico viene desde nuestra casa y puede llegar al mar y eso es lo más duro, ver tanta belleza tan intervenida por el hombre”.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2024. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: