Alerta por Apofis, un asteroide que podría chocar contra la Tierra Alerta por Apofis, un asteroide que podría chocar contra la Tierra

Cali, mayo 22 de 2024. Actualizado: miércoles, mayo 22, 2024 09:48

TEMAS DESTACADOS:

Científicos investigan y vigilan objeto celeste

Alerta por asteroide que podría chocar contra la Tierra

Nuevamente los objetos que orbitan muy cerca de la tierra generan inquietud en el mundo científico y la comunidad.

Esta vez debido a la proximidad con el planeta del asteroide Apofis, que cada día se acerca más y más a nuestro planeta.

El asteroide, en su órbita alrededor del sol tendrá su máxima proximidad a la Tierra en el año 2029 y hay preocupación porque pueda chocar con nosotros generando así consecuencias devastadoras.

Proximidad con nuestro planeta

La mayor proximidad del asteroide Apofis a la Tierra ocurrirá el 13 de abril de 2029, cuando se acercará a solo unos 32 mil kilómetros de la superficie de nuestro planeta.

Este evento astronómico será excepcional, ya que el asteroide pasará a menos de la décima parte de la distancia que nos separa de la Luna, siendo visible a simple vista y alcanzando una magnitud estelar similar a algunas estrellas conocidas en el cielo.

Apofis ha sido objeto de atención debido a su potencial amenaza de impacto contra la Tierra.

Esto ha generado muchas especulaciones e inquietudes sobre dicho acercamiento y se han hecho muchos cálculos sobre su trayectoria.

Pero aunque inicialmente se consideró peligroso, estudios recientes han descartado un impacto en 2029, indicando que pasará a una distancia segura.

Sin embargo, existe una pequeña posibilidad de impacto en el año 2068 debido a posibles alteraciones en su órbita causadas por el “efecto Yarkovsky”.

Este efecto es un fenómeno que describe una pequeña pero significativa fuerza que afecta el movimiento orbital de asteroides con diámetros menores a cuarenta kilómetros.

Esta fuerza se deriva de la radiación solar que incide sobre un asteroide y provoca que este emita radiación térmica de manera desigual debido a su rotación.

Como resultado, se genera un retroceso en el asteroide que influye en su órbita a lo largo del tiempo, pudiendo alterar su trayectoria alrededor del Sol.

Este efecto es crucial en la evolución orbital de asteroides y puede tener implicaciones importantes en la predicción de sus órbitas y posibles impactos con la Tierra.

A pesar de la probabilidad de impacto sigue siendo extremadamente baja, con un índice de impacto de solo 0.00089%.

Estudio

Aunque se han discutido estrategias de mitigación de riesgos cósmicos, como desviar asteroides peligrosos, la comunidad científica enfatiza la importancia de seguir estudiando y monitoreando objetos cercanos a la Tierra para estar preparados ante posibles amenazas cósmicas.

Por eso la Nasa adelanta la misión OsirisS -Apex anteriormente conocida como Osiris- Rex, que es una continuación de la misión original que devolvió la mayor muestra espacial recogida desde el programa Apolo, tomada del asteroide primordial Bennu.

Después de entregar la cápsula de retorno de muestras, la nave espacial comenzó una nueva misión, OsirisS- Apex, para encontrarse con otro asteroide potencialmente peligroso, Apofis, en 2029.

La misión Osiris –Apex está actualmente en una trayectoria hacia el Sol, realizando seis sobrevuelos cercanos, con el primero ocurrido el 2 de enero de 2024, acercándose a 46.5 millones de millas de nuestra estrella anfitriona.

Esta maniobra expone la nave espacial a temperaturas mucho más altas de las que debía soportar originalmente, pero es necesaria para llegar al asteroide Apofis.

El objetivo es estudiar el asteroide Apofis, que se acercará a la Tierra en aproximadamente cinco años y medio, a una distancia de 32.187 kilómetros, lo que está más cerca que los satélites que orbitan nuestro planeta y diez veces más cerca que la Luna.

La nave espacial utilizará la gravedad de la Tierra para entrar en una órbita alrededor del asteroide y acercarse para estudiarlo durante 18 meses.

Apofis es interesante porque es un asteroide de tipo S, o pedregoso, a diferencia de Bennu, que es un asteroide de tipo C, o carbonoso.

Los asteroides de tipo C están hechos de arcilla y rocas de silicato, mientras que los de tipo S están hechos de rocas de silicato y metales.

El estudio de Apofis podría revelar información valiosa sobre la composición y origen de asteroides de este tipo.

Efectos de un choque contra la tierra

El impacto del asteroide Apofis sobre la Tierra tendría el efecto de cuarenta mil bombas atómicas según información entregada por la Nasa y la Agencia Espacial Europea ESA.

En su choque podría destruir una ciudad entera.

Los cálculos de un posible choque en 2029 o 2036 se basan en el análisis de la trayectoria del asteroide y sus propiedades físicas.

El asteroide fue descubierto en 2004 y desde entonces ha estado bajo observación debido a su peligro potencial.

Los científicos han simulado los efectos del acercamiento del asteroide a la Tierra y han concluido que podría cambiar la forma del asteroide, romperlo en pedazos , o desintegrar rocas sueltas en su superficie.

La Nasa está barajando varias estrategias para evitar el impacto, como construir un tractor gravitacional, utilizar un objeto cinético para desviar la trayectoria del asteroide o crear un dispositivo nuclear para modificar su trayectoria o destruirlo.

La ESA también participa en la observación y análisis del asteroide.

¿Qué es Apofis?

El asteroide Apofis, también conocido como 99942 Apofis, es un remanente de los inicios de nuestro sistema solar y un objeto próximo a la Tierra.

Con un diámetro de 370 metros, es un cuerpo pedregoso proveniente del cinturón principal de asteroides.

Originalmente catalogado como uno de los asteroides más peligrosos debido a las estimaciones de un posible impacto con la Tierra en 2029, actualmente se considera que no representa un riesgo para la vida en el planeta.

Apofis lleva el nombre de la serpiente demoniaca que personifica el mal y el caos en la mitología del Antiguo Egipto, y es uno de los asteroides más grandes que pasará cerca de la Tierra en los próximos años.

Su aproximación cercana en 2029 proporcionará una oportunidad única para que los astrónomos estudien el asteroide y obtengan información sobre la formación planetaria y los procesos fundamentales que ocurrieron en los primeros días del sistema solar.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

pdf diario

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2024. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: