Cali, diciembre 7 de 2021. Actualizado: martes, diciembre 7, 2021 18:26

TEMAS DESTACADOS:

Por qué esta tierra de riquezas y prosperidad se ha convertido en un infierno para sus habitantes.

Buenaventura pobre rica, rica pobre

Por: Yaira Bravo @YairaLBravo.
Geidy Zapata @jeidylerma.

A causa del abandono estatal, según la Encuesta de Percepción Ciudadana Urbana y Rural, “el 82 por ciento de la población bonaverense se encuentra en un estado de pobreza extrema, mientras que un 41 por ciento se ubica en la miseria”.

La violencia que este fenómeno produce ha ido también en aumento. En agosto de 2021 se registraron 14 homicidios que, acumulados con los meses anteriores de 2021, contabilizaban 142, de acuerdo con el medio de comunicación local Noticias al Punto.

La mayoría de las víctimas son menores de 30 años. Esto puede deberse a que, al terminar sus estudios de secundaria, a los jóvenes solo les queda acogerse a los grupos armados, pues no tienen oportunidades de ir a la universidad. De esta manera, fortalecen los agentes generadores de la guerra interna.

A pesar de las situaciones que aquejan a este territorio, hay habitantes que le apuestan a romper las limitaciones, perseverar y seguir en la lucha. “La esperanza es lo último que se pierde; en Buenaventura mucha gente tiene temor, pero otros no tenemos; hay quienes se lamentan, pero otros no nos lamentamos; hay diferentes vertientes y posiciones por la situación de zozobra que padece el territorio. Tenemos que seguir luchando por nuestra tierra y por el futuro de nuestros hijos, somos personas echadas pa’ delante”, mencionó Cristian Bravo Ortiz (40 años), edil de la localidad 2 del municipio.

Buenaventura: una historia de riqueza y exclusión

La fundación del principal puerto sobre el Pacífico colombiano se remonta al 14 de julio de 1540, cuando, por sus aguas tranquilas, su paisaje pintado con gaviotas y manglares, fue bautizado por el explorador Pascual de Andagoya como Buenaventura. Cuatro siglos después, en 1958, se aprobó como principal Puerto Marítimo, para darle emancipación a Colombia en la comercialización de sus productos.

A principios de la década del 2000, ya movía el 40% del embarque y desembarque en el país. Por consiguiente, fue declarada como Zona Económica Especial de Exportaciones; en 2007, una ley constituyó a Buenaventura como “Distrito Especial, Industrial, Portuario y Biodiverso”.

Sin embargo, “su importancia histórica, económica y social, ha traído consigo tentáculos gigantescos, como el incremento abrupto del conflicto armado, narcotráfico, grupos al margen de la ley y delincuencia común, aquejando a sus habitantes”, de acuerdo con la investigación de un proyecto con el ICETEX, presentado por la coautora de este reportaje, Yaira Bravo.

El relato desgarrador de una violencia sin fin

Carlos Mario Colorado Melvis (21 años) es un operador de montacargas, que fue víctima de un atentado criminal el 31 de enero del 2015. “Iba en camino a la iglesia Vida Abundante, por la avenida del barrio Las Palmas, a las seis de la tarde, con un primo. De repente nos abordan varios hombres amenazándonos, forzándonos a entrar al barrio, pero al ver nuestra resistencia, comenzaron a dispararnos de manera indiscriminada en repetidas ocasiones; tres disparos alcanzaron a mi primo, ocasionando graves heridas, dejándolo postrado en el piso y a mí me alcanzaron cuatro disparos. Gracias a la comunidad, que reaccionó, pudimos ser trasladados a la clínica más cercana, porque estos delincuentes querían desmembrarnos por las fronteras invisibles de la ciudad. Mi primo llegó sin signos vitales y yo duré un par de días en UCI. Quedé con pérdida de la visión en mi ojo derecho, pérdida de abertura en la quijada, un dedo deforme y pérdida de audición en mi oído izquierdo. Es lamentable el hecho de que no contamos con seguridad en nuestra ciudad. He sido una de muchas víctimas de esta guerra”, narró.

También está la otra cara de la moneda, líderes y dolientes por su territorio, en su mayoría jóvenes que se suman para promover la paz y la reconstrucción del tejido social.

“La Semana de la Juventud se está dando porque la Plataforma Distrital de Juventudes, en asocio con la Coordinación de Juventudes, hemos pensado en espacios donde todas las expresiones juveniles se integren en un solo entorno, lo que permite que haya articulación, visibilización e interlocución entre los diferentes jóvenes. Las leyes 1622 de 2013 y 1885 de 2018 (Estatuto de Ciudadanía Juvenil) así lo demandan, con el objetivo de que los jóvenes se asocien en busca de la paz””, manifestó Jhorman Steven Cuero (26 años), líder estudiantil y presidente de la Junta Directiva de la Plataforma Distrital de Juventudes de Buenaventura.

El espacio elegido es el Malecón Bahía de la Cruz, donde se reúnen jóvenes bonaverenses, que viven bajo el marco de la violencia. “No podemos permitir que los jóvenes sigan siendo víctimas de esta problemática. Hoy decimos sí a la paz y no a la guerra”, agregó.

A pesar de la mancha negra de este Distrito Especial, son muchos los líderes visionarios y dolientes por su territorio, que no dan el brazo a torcer y se aferran a la fe y la esperanza; porteños que luchan y trabajan unidos por una Buenaventura mejor.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: