Cali, octubre 21 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Temores que preocupan a los pacientes con obesidad

Mitos sobre la cirugía bariátrica

No poder volver a comer sus alimentos preferidos, una recuperación larga y dolorosa, y la re ganancia de peso, son solo algunos de los temores que invaden a los pacientes que sufren de obesidad cuando se habla de cirugía bariátrica.

Esto sumado, a que muchos de ellos no contemplan la opción de realizarse procedimientos quirúrgicos, ya que sienten que serán percibidos como personas con poca voluntad que optaron por el camino fácil.

La obesidad es una enfermedad que afecta a uno de cada 100 colombianos y, en esta coyuntura derivada del Covid-19, quienes la sufren tienen un mayor riesgo de mortalidad asociada al virus, ya que son más propensos a síndrome de hipoventilación y a enfermedades cardiovasculares, entre otras condiciones.

Dentro de las opciones para combatirla se encuentran los procedimientos quirúrgicos como la cirugía bariátrica, que busca reducir la cantidad de alimentos que el paciente puede ingerir y generar mayor sensación de saciedad. A pesar de todos los beneficios de este tratamiento, como, por ejemplo: pérdida de hasta 55.9% del exceso de peso corporal después del procedimiento, una menor tasa de ganancia de masa corporal a largo plazo, mejoría en enfermedades asociadas como la diabetes tipo II y la hipertensión.

Por esta razón, Johnson & Johnson Medical Devices y la Asociación Colombiana de Obesidad y Cirugía Bariátrica (ACOCIB) se unen en la iniciativa Decido por Mí, con el objetivo de aportar al cambio de percepción que existe sobre los pacientes que se practican la cirugía bariátrica, y desmitificar algunas creencias alrededor de la misma.

“Si usted es una persona obesa que ha intentado toda su vida perder peso, le queremos contar que no está condenado a permanecer así. Decido por Mí quiere ayudarlo a derrumbar los mitos y la desinformación sobre el tema de la cirugía bariátrica. Usted sí tiene a su disposición una opción real y comprobada para trabajar en conjunto con un grupo de especialistas, y obtener resultados en pérdida de peso y en mejoría de sus enfermedades relacionadas”, asegura el Doctor Eduardo Silva, presidente de ACOCIB.

A continuación, el Doctor Silva habla sobre los mitos más comunes en torno a la cirugía bariátrica:

1. “No podré volver a comer”: después de la cirugía la capacidad del estómago se reduce[6]. Esto afecta el volumen de comida que el paciente puede ingerir, por lo que los especialistas lo guiarán con un cambio en su dieta, tanto en cantidad de alimentos como en componentes de la misma.

2. “Se me van a caer las uñas y el pelo”: la cirugía traerá cambios en la función gastrointestinal del cuerpo que pueden causar que la absorción de nutrientes de los alimentos disminuya y se refleje en síntomas como éstos. Por esto, es vital que los pacientes sigan las instrucciones de los especialistas, enfocándose en consumir suplementos nutricionales y vitaminas.[7]

3. “¡La cirugía es mi última opción! dieta y ejercicio son suficientes”: las modificaciones de estilo de vida como opción única para el tratamiento de la obesidad tiene resultados muy limitados en los pacientes obesos (sólo del 5% al 10% de exceso de peso perdido en el primer año y una alta probabilidad de re-ganancia de peso) y por eso se recurre a la cirugía bariátrica.[8]

4. “La cirugía es peligrosa y la recuperación es larga y dolorosa”: la cirugía ha evolucionado y es realizada por grupos expertos, por eso su riesgo es similar al de una operación para extraer la vesícula (colecistectomía). La cirugía se hace por pequeñas heridas (incisiones) y se llama laparoscopia o mínima invasión.

5. “No podré quedar embarazada si me opero”: por el contrario, para contrarrestar las complicaciones que la obesidad puede causar durante el embarazo, el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia (ACOG) recomienda la reducción de peso antes de la concepción y reconoce a la cirugía bariátrica como un tratamiento positivo pre-embarazo.[9]

6. “Me opero y listo, ¡no tengo que hacer más!”: para que la cirugía sea exitosa es necesario que asuma cambios en su estilo de vida. Estudios han demostrado que las estrategias que ofrecen los mejores resultados en el sostenimiento del peso después de la cirugía son:[10] modificación en la alimentación y las porciones evitando alimentos de alto contenido de azúcar y calorías, disciplina en la actividad física, y seguimiento con un grupo de especialistas multidisciplinario. Por esta razón es que la cirugía bariátrica es definida como un camino, no como un destino.

7. ¿Para qué me opero si volveré a subir de peso?: cuando el paciente demuestra un compromiso con modificaciones disciplinadas en la dieta, actividad física diaria y automonitoreo del peso, los resultados a largo plazo son positivos, y esta preocupación disminuye considerablemente.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: